26.9 C
Punta Cana
miércoles, octubre 27, 2021

VER TRANSMISIÓN EN VIVO

10 trucos para dejar el cigarrillo

Bávaro, Punta Cana.- Aunque no lo creas, existen múltiples formas de dejar de fumar. El cigarrillo es uno de los fármacos o drogas más conocidas, debido a su venta libre, el cual se ha popularizado con el pasar de los años.

Según el «National Institute on Drug Abuse», nos dice que el cigarrillo es un sistema de administración de droga muy eficiente con un diseño esmerado.
«Las consecuencias del consumo de tabaco —incluida la exposición pasiva al humo— hacen que el control del tabaco y la prevención del tabaquismo sean componentes críticos de toda estrategia de salud pública. Desde la publicación del primer informe de la Dirección General de Servicios de Salud sobre el consumo de tabaco y la salud en 1964, los estados y las comunidades han trabajado para reducir la iniciación del tabaquismo, disminuir la exposición al humo y aumentar la cesación del consumo. Los investigadores estiman que estos esfuerzos para controlar el tabaco habrían evitado aproximadamente 8 millones de muertes prematuras y extendido el promedio de expectativa de vida en 2.3 años para los hombres y 1.6 años para las mujeres», explica en relación a la prevención.

Antes de entrar al tema, debemos recordar que estamos frente a una adicción, la cual no solo tiene un componente psicológico, sino un alto componente químico, del cual nuestro cerebro ha sido partícipe y está comprometido. El cigarrillo es una droga. La persona que está expuesta a éste, que es un consumidor, ya es en un 80% un dependiente químico, es decir su adicción trasciende su voluntad, porque a nivel biológico, su organismo, de forma química ya depende de este fármaco para su funcionamiento diario.

Cuando aparece la necesidad de consumir tabaco, recuerda que aunque puede ser intensa, posiblemente pasará luego de 5 o 10 minutos, ya sea que fumes o no un cigarrillo o mastiques tabaco. Cada vez que resistes el deseo de consumir tabaco, estás un paso más cerca de abandonar el tabaco para siempre. En esta oportunidad hablo no solo como periodista, sino como ex fumadora; lo primordial para abandonar el tabaco, es tener fuerza de voluntad, ímpetu y ganas de querer abandonarlo. Reconocer que hay un problema, que me hace daño, que es nocivo y tener el deseo de cambiar mi vida. Si aún estás en la etapa romántica con tu cigarrillo, en la que crees, que es como dice Ana Gabriel, es «mi único amigo», desgraciadamente no estás preparado para dejarlo. Primeramente debes hacer consciencia de todo el daño que éste te produce, de que te está llevando a una muerte segura y que si no encuentras un motivo, lo suficientemente fuerte para abandonarlo, no podrás zafarte de él.
En el momento que tomes la determinación y la decisión de tirar tu cajetilla de cigarros a la basura, estarás listo para iniciar este proceso.

La Organización «Mayo Clinic» nos revela 10 secretos o trucos para comenzar con este proceso.

1-Reemplazo de la nicotina:

Pregúntale a tu médico sobre una terapia de reemplazo de nicotina. Las opciones incluyen lo siguiente:

  • Nicotina con receta médica en un inhalador o aerosol nasal
  • Parches, goma de mascar y grageas de nicotina de venta libre
  • Medicamentos para dejar de fumar sin nicotina, con receta médica, como bupropión (Zyban) y vareniclina (Chantix)

Las terapias de reemplazo de nicotina de corta duración, como las gomas de mascar, las grageas, los aerosoles nasales o los inhaladores de nicotina, pueden ayudarte a superar los deseos intensos.

2-Evita los factores desencadenantes: Fumar es una rutina. Este vicio se convierte en hábito. Por eso a toda costa debes evitar y abandonar los sitios, lugares, amistades, personas y momentos que te lo recuerden, ya que el retomar alguno de estos factores puede propiciar la recaída. Esto significa que si el ir a un bar y beber un trago social con «Anita», tu amiga que fuma al igual que tú estaba dentro de esos factores, debes inmediatamente abandonar esa práctica.

3-Retrasa el deseo: Si sientes que vas a rendirte ante el deseo de consumir tabaco, oblígate a esperar 10 minutos más y luego haz algo para distraerte durante ese período. Prueba ir a una zona pública libre de tabaco. Estos trucos simples pueden ser suficientes para vencer el deseo de consumir tabaco.

4-Mastica algo: Mantener la boca ocupada es una buena práctica, ya que el solo hecho de tener la necesidad de llevarte el cigarrillo a la boca suele confundirte, y lo que realmente necesitas es controlar la ansiedad. Consume frutos secos, chicles, caramelos, palomitas de maíz o algo que pueda sustituirlo. Incluso puedes morder un lapicero si eso logra controlar tus nervios.

5-No caigas en la trampa de fumar «uno solo»: Esta vieja trampa es la peor de todas, ya que al pasar tantos días de sacrificio para no consumir ni recaer, el fumar «uno solo» reactiva y reaviva la sensación con mayor intensidad y fuerza, lo cual logra desearlo más que nunca y por ende, volverás a caer y de peor forma.

6-Realiza alguna actividad física: el mantener tu mente y cuerpo sanos y ocupados, logrará que el deseo de fumar se vaya esfumando. Crea nuevas rutinas y suple ese mal hábito con nuevos y mejores hábitos. La mente se adapta a todo. Si no te gusta hacer actividad física, intenta meditar, orar, coser, realizar trabajos en madera o escribir un diario o hacer manualidades.

7-Busca refuerzos: Si sientes que estás por decaer, no dudes en buscar ayuda. Puede ser un familiar, amigos, pareja, tu terapeuta, tu pastor, guía espiritual, etc.

8-Practica técnicas de relajación: meditar, hacer yoga, orar, bailar, cantar, reflexionar, hacer ejercicios de respiración profunda, contemplar el paisaje, todas estas técnicas, sin duda te ayudarán a reforzar tu decisión de dejar de fumar.

9-Plantea nuevos objetivos: el fumar es sin duda una limitante en la vida de cualquier persona, ya que te reduce la posibilidad de ejecutar muchas actividades. Piensa en aquellas actividades que ahora puedes hacer. Incluso piensa o planifica en qué puedes invertir el dinero que antes usabas para consumir tus cajetillas.

10-Recuerda los beneficios:

Escribe o di en voz alta las razones por las que quieres dejar de fumar y resistir el deseo intenso de consumir tabaco. Entre esas razones, se podrían enumerar las siguientes:

  • Sentirte mejor
  • Estar más sano
  • Evitar que tus seres queridos respiren el humo de tus cigarrillos
  • Ahorrar dinero

Intentar hacer algo para vencer el deseo siempre es mejor que no hacer nada. Y cada vez que resistes el deseo de consumir tabaco, estás un paso más cerca de lograr una vida totalmente libre de tabaco. Recuerda que ¡Sí se puede! ¡Yo pude, así que tú también!


Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook
Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook