Dr Cueto: «En la provincia La Altagracia no se ha manifestado ningún caso de difteria»

0
78

Los servicios de salud, tanto públicos como privados permanecen en alerta ante cualquier paciente que presente la sintomatología y proceder a su reporte ante el Ministerio de Salud Pública. 

Bávaro, Punta Cana.- El doctor Samuel Cueto, encargado de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública de la provincia La Altagracia, informó que el brote de difteria tiene su origen en Haití y ve con preocupación la manifestación del brote a nivel nacional. Explica el doctor, que Haití tiene más de un año que la difteria está fuera de control, donde ha habido más de 100 casos con 30 fallecidos. En República Dominicana, en lo que va del año se ha manifestado una docena de casos.

Expone Samuel Cueto, que la difteria es una enfermedad contagiosa de origen bacterial qué afecta las vías respiratorias. Puntualiza que: «No sólo se producen daño en las vías respiratorias, sino a nivel sistémico y se observa una condición de toxemia, pues el cuerpo se torna tóxico y de allí el peligro de esta enfermedad». Manifiesta el epidemiólogo que la población dominicana había tenido bajo índice de contagio por difteria, debido al eficiente Programa Ampliado de Inmunización (PAI), donde la mayoría de la población está vacunada, pero quedan reductos, pues hay personas que de una manera u otra, no han optado al programa. Debido a la pandemia, muchos de los programas se han debilitado y enfermedades que estaban bajo control como la difteria, regresan.

«La difteria es una enfermedad con alta mortalidad. La señal más característica de esta enfermedad es una membrana blanquecina que se reproduce en la garganta. Muchas veces se confunde con una amigdalitis y se pierde el tiempo y la enfermedad se convierte en sistémica e incrementa la posibilidad de fallecer o de agravarse. Generalmente los niños son los más afectados, pues los adultos presentan más anticuerpos. Afortunadamente en la provincia de La Altagracia no hay casos reportados, hasta el momento. Todos los centros de salud permanecen en alerta para notificar cualquier sintomatología qué se asocie con la difteria».

Explica el doctor que al inicio de la enfermedad, sus síntomas pueden confundirse con amigdalitis o faringitis, pero la diferencia principal es la membrana blanquecina, grisácea que se observa en la garganta, cuyos bordes están bien definidos. Esta membrana ocasiona que se desprendan un sinfín de número de bacterias, que van intoxicando el cuerpo. La difteria es fácilmente diagnosticable de forma clínica, debido a esa característica que presenta dicha membrana.

En otro orden de ideas informó que en referencia al Covid-19, que en la provincia La Altagracia hay 89 camas destinadas a la atención de pacientes por Covid-19, distribuidos en centros de atención pública y privada. El día de ayer amanecieron 13 camas ocupadas. En la Unidad de Cuidados Intensivos hay 7 camas ocupadas, de las 17 camas existentes y hay un solo paciente en ventilación. «La epidemia se ha mantenido en un nivel bastante bajo en lo que va del año y esperamos que a medida que vaya avanzando el Plan Nacional de Vacunación, ésta siga disminuyendo»

.En cuanto a la vacunación del Covid-19 informó, que al finalizar la próxima semana ya las personas que recibieron la primera dosis deben haber sido inoculadas con su segunda dosis, a nivel nacional. El Plan de Vacunación continuará como estaba previsto en las diferentes fases, pues el país tiene una reserva de vacunas, el último cargamento que llegó al país no se ha comenzado a utilizar y se encuentran al resguardo de la Reserva Nacional, esperando las fases programadas. «Ya han sido abordadas la fase 1A que contempla todo el personal de las unidades de salud dónde se encuentran pacientes con Covid-19. La 1B qué es todo el personal de salud y la 1C que involucraba adultos mayores de 68 años y la 1D que abarca a los profesores, maestros y militares. Por tal razón ya el plan estará listo para abordar la fase 2», explicó el doctor. 

Advierte el epidemiólogo que la tasa de mortalidad del Covid esta por alrededor del 1 al 1.5 %. Es una enfermedad muy contagiosa, pero la letalidad es baja, aunque en las personas con mobormilidades se puede complicar. En República Dominicana la taza de mortalidad se ha mantenido baja en comparación con otros países del continente americano, específicamente Brasil.

El doctor aconseja no bajar la guardia. Asegura que; «Lamentablemente en esta semana se irán presentando los casos que no tuvieron precaución durante la Semana Santa, pues hubo mucha violación de los protocolos de bioseguridad y eso tendrá su repercusión. Además, el mundo está entrando en su tercera ola de la pandemia, que generalmente es la más peligrosa y la más mortifica, razón por la cual, se están presentando los cierres en muchos países». Para finalizar el doctor Cueto aconseja a la población: «Así usted haya recibido sus dos dosis de vacunación, no deje de usar su mascarilla y respetar el distanciamiento social, hasta tanto no se haya inoculado aproximadamente al 75% de la población».

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook