29.9 C
Punta Cana
viernes, julio 23, 2021

VER TRANSMISIÓN EN VIVO

Agustín Laje está en contra de las tres causales del aborto

«El aborto es un genocidio silencioso». Ésta fue una de las frases que utilizó el politólogo argentino para definir su posición al respecto, en cuanto a la temática de las 3 causales del aborto que están generando polémica en la sociedad dominicana.

Bávaro, Punta Cana.- El sobresaliente, escritor, periodista, politólogo y actualmente científico argentino, Agustín Laje, es una de las figuras más icónicas, polémicas y controversiales que ha tenido Latinoamérica. En varias oportunidades, ha sido invitado al país para enfrentar temas de interés social, generalmente debatibles y de confrontación. Particularmente aquellos tópicos que están en vías de discusión y de pronta aplicación en la sociedad.

Agustín Laje

Temas altamente sensibles son los que caracterizan a Laje por sus habilidades argumentativas, analíticas e interpretativas. El año pasado fue invitado a la República Dominicana para tratar el tema de la inclusión de la «ideología de género», en la Educación. A lo que vagamente se le llamaba «inclusión de género», por lo cual, él expresó que estaba en total desacuerdo, ya que esta teoría no está basada en ningún fundamento científico. Alega que «es una un sistema anticientífico que sostiene que las diferencias entre el hombre y la mujer no corresponden a una naturaleza fija, sino que son «construcciones culturales y convencionales».

En esta oportunidad, fue invitado para tratar el tema de la aprobación de las tres causales del aborto en la nación. Para lo cual, Laje, manifestó que la vida es un derecho absoluto, independientemente desde el punto de su inicio. Es decir, desde el punto de la concepción, esa vida posee un derecho absoluto irrebatible, el cual no puede ser despojado. Expresa rotundamente estar en contra de las tres causales que se están tratando de aplicar en el país, porque expresa que es una forma de introducir la flexibilidad al aborto en todas sus aristas. Ejemplifica que en su país, Argentina, ya pasó por ese sistema, el cual inició con unas mismas causales y luego desencadenó al «genocidio silencioso» de embriones.

«Esto que está pasando aquí, es el inicio de un proceso, no es el punto de llegada sino que es el punto de arranque, las tres causales, y lo digo como argentino en un país que ha perdido este combate, donde finalmente se terminó en la práctica, legalizando el aborto sin ningún plazo de tiempos con la regla de tres causales, nuestra experiencia fue esta», explicó Laje.

Indica que, en el caso de las violaciones, que son los casos más delicados y resaltantes por el impacto social, también está en desacuerdo, debido a que el aborto no va a resolver el problema inicial, el cual ocurre, en la mayoría de los casos, en el núcleo o vivienda familiar. La única solución posible, según el erudito de las ciencias sociales, es la creación de políticas públicas que elaboren un criterio de prevención, trabajadores sociales, que sean capaces de hacer diagnósticos familiares y detectar los problemas y la disfuncionalidad familiar, para que el Estado tome cartas en el asunto.

Expone, que una de las causales no puede tomarse como una causal en sí, ya que no es una medida de aborto, sino de salvaguardar la vida de otro ser, que es la madre. Explica que existe un artículo, en el que se libra al médico de cualquier tipo de penalidad de hacer cualquier elección. Por supuesto, insta a que el el médico tratante pruebe y agote todos los mecanismos y procedimientos para salvaguardar ambas vidas, pero de lo contrario, si debe hacer una elección, se favorecerá a la madre. Ratifica que no se trata de quitar una vida por otra, sino de resguardar a la madre.
“Hay una causal que puede ser válida para no penalizar al médico, cuando el aborto termina siendo una realidad insu­perable, cuando la mu­jer está por morir, cuan­do hay riesgo de la vida de la madre, ahí apare­ce una figura que no hay que penalizar el médico”, aseveró.

Añade, que otra opción es la creación de políticas públicas que beneficien a la adopción, ya que existe una cantidad de mujeres sin la posibilidad de concebir, las cuales podrían ser madres potenciales. “El problema de nuestra sociedad es que tenemos gobiernos que a las parejas les hacen esperar hasta 10 años para darles una cria­tura, porque son burocrá­ticos, son lentos”, señala.

Agustín Laje asevera, que el aborto, es sin dudas, «el fracaso de una sociedad».

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook
Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook