¿Cómo nace la radioafición?

0
8

Punta Cana. La radioafición como la conocemos hoy comienza su gran auge a partir del gran desarrollo científico y tecnológico ocurrido a partir del siglo XX.

El nacimiento de este importante medio de comunicación fue gracias a la iniciativa llevada a cabo por un grupo de apasionados experimentadores aficionados, que con el paso de los años han realizado importantes contribuciones en el campo de la ciencia, la ingeniería, la industria y los sectores sociales a nivel mundial.

A partir de 1.900 se construyeron los primeros transmisores a través de los cuales se podían enviar mensajes en código Morse. Un tiempo después, nacieron los clubes y de allí se originaron de manera más formal las grandes asociaciones de radioaficionados.

Durante las siguientes décadas se realizaron las comunicaciones abarcando grandes distancias, pero fue durante la Segunda Guerra Mundial cuando hubo un cese de la radioafición. Sin embargo, con los viajes al espacio en la década de los 50, hubo un auge importante después del lanzamiento del primer Sputnik.

En los años 60, la radioafición estuvo más cerca de la era espacial gracias a los satélites creados por los radioaficionados. Desde la década de los 80 en adelante empezaron los verdaderos avances tecnológicos y se comienza a introducir la llamada era digital, donde fue posible que los radioaficionados pudieran mantener contacto de manera directa con un astronauta enviado al espacio.

La puesta en marcha de Internet, significó un gran avance en la radiodifusión y que todavía se mantiene vigente. Hoy es posible el diseño de programas para la comunicación digital y que pueden emplearse también para la radioastronomía.

Con la radioafición ha sido posible que el ser humano haya expandido nuevas industrias, construido economías y contribuido a que no se pierdan vidas producto de las guerras, catástrofes y desastres naturales.

¿Qué es?

Un radioaficionado es una persona encargada de transmitir algún tipo de información utilizando para ello una emisora de radio y muchas veces a través de sus propios recursos, pero para llevarlo a cabo, necesita de una serie de permisos y credenciales que avalen su trabajo, además necesitará una autorización como radioaficionado y una licencia de estación.

El principal compromiso que tiene un radioaficionado en la sociedad es el de la comunicación. Su rol es la transmisión de mensajes, sobre todo cuando se trate de situaciones de emergencia y que pueda llegar a lugares mucho más distantes.

Por ejemplo, a la hora de ocurrir un movimiento sísmico de gran magnitud o cualquier desastre natural, es frecuente que las centrales telefónicas dejen de funcionar, es allí cuando las emisoras radiales y los radioaficionados locales cumplen un rol vital para brindar ayuda y salvar vidas.

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here