Comunidad El Cajuil lleva 50 años de espaldas al desarrollo de Verón-Punta Cana

0
10

Verón. El Cajuil es una comunidad del Distrito Municipal Verón-Punta Cana, que lleva poco más de 50 años formada por familias que se mudaron a esa localidad con la finalidad de hacer sus vidas y ver crecer sus hijos, pero en ese tiempo la situación de la localidad ha ido empeorando.

El nombre de El Cajuil surgió por la gran cantidad de árboles de este fruto que había en el lugar. Hoy, esta comunidad atraviesa por momentos difíciles. Y es que pese a los años que han pasado, sus calles son un mar de hoyos que a su vez se ha convertido en charcos que impiden que los hombres y mujeres laboriosos de ese sector puedan salir a trabajar a la zona hotelera sin ensuciar sus uniformes.

Allí viven alrededor de 1,500 familias, que subsisten de labores en hotelería, trabajos en el vertedero de Guiri Gui, vendedores en la playa Macao, salvavidas y collaleros. María Berroa, presidenta de la Junta de Vecinos de El Cajuil, señala que la situación se sus calles no permiten que los niños puedan caminar por ellas. Agrega que, también, es casi imposible para los vehículos acceder hacia esa comunidad.

Berroa especificó que se estarán reuniendo con el director distrital, Ramón Antonio Ramírez, para ver qué se puede hacer. La presidenta de la Junta de Vecinos señala que hace poco hablaron con personal del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) y le informaron que, si Ramírez le preparaba las calles, pudiera ser que antes del 24 de diciembre la asfaltaran.

El MOPC estará asfaltando 13 kilómetros en Verón-Punta Cana, y Berroa dijo que “según el presidente de Polígono IV, Wilson Santana, hay posibilidades de que nuestras calles están incluidas, solamente donde están los contenes”.

ROBOS

A la necesidad de que se reparen sus calles, se suma la falta de iluminación. Durante la pasada semana dos personas fueron víctimas de asaltos a mano armada entrabado hacia esa comunidad.

Según la presidenta de la Junta de Vecinos, hay un sector dentro de El Cajuil que le llaman La Virgencita y para este han solicitado unas 9 lámparas a la Junta Municipal, pero no le han dado respuesta al respecto.

En el resto de la comunidad tienen dos lámparas con problemas, por lo que no están en funcionamiento. La situación con la iluminación es lo que ha incrementado la inseguridad y pese a que la Policía Nacional patrulla, en algunas ocasiones, no se ha podido evitar que situaciones como esta ocurran.

AYUDAS SOCIALES

Al igual que otras comunidades de Verón-Punta Cana, El Cajuil adolece de ayudas sociales. Los programas de esta índole son inexistentes en esta localidad, pues brillan por su ausencia.

En la actualidad, y según datos de la Junta de Vecinos El Cajuil, hay 25 familias con tarjeta del programa Solidaridad de la gestión del gobierno pasado, todavía no se han agregado nuevos.

“Ahora están incluido para recibir, posiblemente, el Bono Navideño unas 35 personas”, dijo Berroa. Precisó que, supuestamente, estarán haciendo un censo para verificar quienes aplican para la tarjeta Supérate.

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here