Conoce estos errores que con frecuencia cometes al depilarte

0
12

Punta Cana. El afeitado es una de las cosas que todos creen que saber hacerlo perfecto. Sin embargo, no hay un manual de instrucciones oficial, por lo que la tarea se convierte en algo que se aprende con la vida.

A juzgar por los fallidos estilos de afeitado o la piel con marcas de cortes, pareciera que se trata de una misión algo compleja y con riesgo de sufrir muchos errores.

A continuación te citamos algunos errores que comentes mientras te afeitas. 

1. Pasarla en seco. Antes de deslizar la cuchilla es muy importante aplicar una capa de algún producto específico para depilación. Los más recomendables son aquellos en forma de gel, ya que se introducen en las irregularidades microscópicas de la piel para crear una capa homogénea que evite cortes. Si, además, contiene aloe vera, mejor que mejor, ya que, según el farmacéutico Pedro Catala esta planta tiene propiedades antiinflamatorias. “Hay que evitar utilizar jabones o lociones que contengan alcohol para depilarse, porque su pH puede irritar y dañar la piel”, añade Virginia Sánchez García.

2. Apurar demasiado. Aunque es cierto que para que la piel quede más suave hay que rasurar en dirección contraria al crecimiento del pelo y apurar utilizando cuchillas de 3 ó 4 hojas, se debe tener cuidado. Si la piel es sensible o está más seca de lo normal, se irritará con facilidad, apareciendo erosiones o infecciones cutáneas secundarias. Es más seguro utilizar una cuchilla de alta calidad de 4 hojas, y ejercer una presión suave del cabezal contra la dermis.

3. Ignorar la calidad del artefacto. Además de las 4 hojas para una presión suave, es recomendable que la cuchilla tenga una cinta humectante en el cabezal, porque así el gel brotará por sí solo. No hay que olvidar lavarlas y secarlas después de cada uso. Se deben retirar y cambiar cuando pierden el filo.

4. Compartir. Las cuchillas no se deben compartir nunca, porque al producir microtraumatismos en la piel existe riesgo de transmisión de enfermedades de carácter infeccioso.

5. Saltarse la exfoliación. Este método requiere una buena preparación previa de la piel, que incluye una correcta exfoliación para evitar posibles enquistamientos de vello. Como, además, este método es el de los más dolorosos, ducharse previamente con agua caliente y secar después muy bien, puede ayudar, ya que, según la Academia Española de Dermatología y Venereología, “así los poros se abren y la extracción se facilita”.

6. No hidratar. Se trata de la técnica de depilación que más reseca la piel, según la especialista. Es imprescindible regalar después a las piernas un extra de nutrición.

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here