27.9 C
Punta Cana
jueves, septiembre 23, 2021

VER TRANSMISIÓN EN VIVO

Denuncia moral de la Iglesia Católica durante «Omilía de las 7 Palabras»

En un discurso cargado de argumentación moral y espiritual, la Iglesia Católica hizo una exhortación al país. El sacerdote Antonio Ferreira hizo graves denuncias en contra de comunicadores y periodistas que se dedican a la extorsión.

Bávaro, Punta Cana.- Como es costumbre la tarde del Viernes Santo, dentro del marco del Triduo Pascual de Semana Santa, la Iglesia Católica, aprovechó el recordatorio de las últimas siete frases dichas por Jesucristo en la cruz, para hacer una fuerte crítica moral y social hacia las autoridades y la sociedad. Este año no sería la excepción, por lo que siete sacerdotes que expusieron las «Siete Palabras», criticaron los principales males que afectan al pueblo dominicano, desde la Catedral Primada de América.

Primera Palabra.- «Padre perdónalos porque no saben lo que hacen», expuesta por el sacerdote Pelagio Antonio Taveras. Hizo fuertes críticas a las autoridades que entregan las riquezas naturales del país, a intereses foráneos con contratos amañados, mientras que el pueblo está exento del disfrute de las mismas. Expuso la injusticia, debido a la exoneración que tienen las grandes empresas en el pago de energía y combustible, mientras el pueblo dominicano paga altos precios por los mismos. Lamentó el contenido musical que se está creando y que se divulga en los medios de comunicación; el caos en diferentes ámbitos, como son: el transporte, en los centros de salud y la burocracia imperante del país. Reprochó la mala atención dada en los servicios e instituciones públicas y antecedió a estas críticas la frase: «Padre perdónalos porque sí saben lo que hacen…»

Segunda Palabra.-«Hoy estarás conmigo en el paraíso», expuesta por el padre Tomás García. Argumentó, que República Dominicana es una marca país que está muy alejada del paraíso prometido por Cristo, debido a la corrupción y a la desigualdad social.

Tercera Palabra.- «He aquí a tu hijo, he aquí a tu madre», expuesta por el sacerdote Lucas Burato. Deploró el aborto y la eutanasia, criticando que no se permita la vida de niños especiales, quienes también tienen Derecho a vivir. Hizo fuertes críticas contra el hombre moderno que prefiere edificar y construir riquezas en detrimento de su familia.

Cuarta Palabra.-» Dios mío, Dios mío, por qué me has desamparado», expuesta por el padre Joel Villafaña. Criticó el abandono que vive la sociedad dominicana en general. Solicitó a la sociedad, que valore a la Policía Nacional, a pasar del trágico incidente ocurrido en Villa Altagracia, rescatando que hay hombres de valor y que arriesgan su vida por la población.

Quinta Palabra.-«Tengo sed», expuesta por el reverendo Apolinar Castillo. Arremetió contra los medios de comunicación social, calificándolos de realizar un juego mezquino, pues el debate es manipulado y no se recoge la verdad. Muchos medios se prestan a los intereses de grandes fortunas y no comunican la verdad. «Es una manera de empobrecer a la sociedad y someterla a la prepotencia del más fuerte».

Sexta Palabra.- «Consumado es», expuesta por el padre Victoriano de la Cruz. Invitó a la población a ser perseverante, como lo fue Jesucristo y criticó a la gente que no quiere luchar por una mejor sociedad, pues creen que todo está perdido. «Si no existieran mujeres dispuestas a abortar, no estaríamos discutiendo la maldad de las tres causales,» expuso.

Séptima Palabra.-» Padre en tus manos encomiendo mi espíritu», expuesta por el padre Arsenio Ferreira. Hizo fuertes denuncias en contra de los medios de comunicación social, que se están dedicando al chantaje y a la extorsión. Expuso que desarrollan un ejercicio inmoral, antiético y dañino para la sociedad. Denunció, que un grupo de comunicadores y periodistas se dedican a chantajear a empresarios, funcionarios, políticos y otras personalidades; con informaciones falsas o tergiversadas, a través de redes sociales, para exigirle dinero a cambio de no hacer pública la información. Explicó Ferreira, que la práctica consiste en ubicar a las posibles víctimas, averiguando los negocios a los que se dedica y generarles informaciones dudosas, para luego enviarles un emisor a solicitar altas sumas de dinero. En cuanto a los medios de comunicación en general, hizo la salvedad, que no todos se dedican a la extorsión, pues considera que estos instrumentos son «grandes dones de Dios y verdaderos signos de los tiempos».

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook
Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook