23.9 C
Punta Cana
sábado, septiembre 25, 2021

VER TRANSMISIÓN EN VIVO

Diez trucos para mejorar tu relación íntima con tu pareja

¿Estás cansado de la misma rutina; el trabajo, las obligaciones, responsabilidades, los niños y el estrés diario?, ¿tu pareja ha perdido interés sexual en ti o tú en ella?, salte de la rutina y practica algo diferente para mejorar tu relación íntima.

Bávaro, Punta Cana.- En las relaciones de pareja, todo llega en un momento a un punto de rutina, cansancio, desanimo, desgaste y cero apetito sexual o mínimas chispas de deseo. Si estás en ese punto en tu relación, matrimonio o noviazgo, es hora de darle la vuelta a la situación y buscar una pronta solución. En este edición te hablaremos de los trucos más útiles para encender la llama, reavivar el fuego y retomar la pasión, tal como si fuera la primera vez.

La psicóloga y sexóloga, María Martínez, especialista en terapia sexual nos revela 10 exitosos trucos para reavivar la pasión y mejorar la relación tanto emocional como sexual en la pareja.

Ella explica que las parejas deben reinventarse todos los días, de hecho especifica que ahí está el meollo del asunto, ya que las rutinas son cargas muy pesadas que solo se liberan con lo inesperado. Especifica que para no caer en el denominador común; la infidelidad, existen muchas formas de reinventarse.

Refuerza su tesis con la analogía o la ejemplificación de una obra de teatro muy controversial que llama: «El Amante» de Harold Pinter, en la que inicialmente se habla de una pareja perfectamente inglesa, con vidas perfectas, con una perfecta rutina y «perfectos amantes». Al finalizar la obra, descubres que ellos mismos, la pareja, eran sus propios amantes, es decir, nunca cayeron en infidelidad, porque acudieron a reinventarse y, en este caso, a disfrazarse de otros personajes para cambiar la rutina. «Todo es válido dentro del acto sexual, siempre y cuando no humille al otro. El truco está en no caer en la infidelidad», manifiesta la sexóloga.

Dentro del top 10 de los trucos para mejorar la intimidad con tu pareja están:

1-Revisar sus valores y creencias sexuales: Cada persona tiene sus propias creencias sobre la sexualidad. Ideas que ha ido incorporando influenciadas por la educación sexual que ha recibido y por su propia historia personal y sexual. Seguramente no sea consciente de ellas, pero es importante que las revise, así podrá entender cómo está viviendo sus relaciones sexuales actuales.  
«Los valores sexuales que tienes repercuten en tu comportamiento y en tus sentimientos hacia el sexo. Te marcan lo que crees que está bien y lo que está mal, lo que es lícito y lo que no. Si tus valores te permiten tener una actitud abierta y positiva ante tus relaciones sexuales, posiblemente las disfrutarás mucho más que si piensas que son algo sucio, inmoral, malo o desagradable», añade Martínez.

2-Olvídese de sus expectativas: Su satisfacción sexual está condicionada por las expectativas que se has creado antes de tener relaciones sexuales y el resultado que obtiene (cómo han sido en realidad). Si la realidad no se ajusta a lo que había pensado es muy probable que se frustre.
Las relaciones sexuales no son un examen que tenga que aprobar o superar con nota. Si se sobrecarga de expectativas, seguramente aparecerá el miedo a no cumplirlas y se olvidará de vivir el momento, de disfrutar lo que está sintiendo.

3-Descubre tu cuerpo: Cada persona es única y, por eso, a cada uno de nosotros nos gustan cosas diferentes. 
Si otras personas disfrutan con una práctica sexual determinada o una manera concreta de estimulación, no significa que usted tenga que sentirlo de la misma forma.
Es su responsabilidad saber cuál es la mejor manera de estimularte sexualmente, con qué tipo de caricias, cuáles son tus zonas erógenas, las actividades sexuales que no te gustan nada.

«Todos tenemos un mapa erótico diferente y tienes que saber cómo responde tu cuerpo. Sólo así podrás comunicárselo a tu pareja sexual. Si te conoces sexualmente, de forma íntima y erótica podrás disfrutar y compartir unas relaciones sexuales satisfactorias», agrega.

4-La penetración no es lo más importante: «Socialmente llamamos preliminares a todas aquellas actividades sexuales que no son el coito y es que está en el subconsciente colectivo que, sino hay una penetración no hemos tenido una relación sexual ‘completa'», define la especialista.
La obligatoriedad de acabar las relaciones sexuales con una penetración y que ésta dure el máximo tiempo posible está en la base de muchos problemas sexuales como la disfunción eréctil, la eyaculación precoz o la dificultad para llegar al orgasmo. La piel es el órgano erótico más grande que tienes. Si vives tu sexualidad centrada en el coito, estás limitando tu sexualidad a los órganos genitales.

5-El orgasmo es una consecuencia, no un objetivo: Relacionamos la falta de orgasmo con la insatisfacción sexual, pero no es necesario experimentarlo cada vez (o múltiples veces) para disfrutar y estar satisfechos. Esta obligatoriedad de experimentar el placer sexual con el orgasmo provoca que lo busques (a veces desesperadamente) y te desconectes de los estímulos eróticos (que son necesarios para que suceda). 

6-Sé una prioridad en tus relaciones sexuales: La doctora María Martínez recomienda: «Cuida tu propio placer. A veces nos cuesta pedir, es más fácil dar y priorizar los deseos del otro que decir lo que queremos porque nos sentimos egoístas. Es importante que te preguntes si las cosas que haces te gustan o si las haces porque le gustan a tu pareja. Atrévete a pedir y a explorar». 

7-Comunícate con tu pareja: La comunicación con tu pareja favorece la satisfacción sexual. Busca la manera de comunicarte. Que tu pareja conozca tus gustos y preferencias. Ya sea durante la relación sexual (guiando con las manos o susurrando) o más tarde, en un momento en que estés tranquilos y relajados. La comunicación es tal vez uno de los puntos más importantes para reforzar cualquier aspecto de la relación.

8-Cultiva tu deseo sexual: Pensamos que el deseo sexual es un impulso que simplemente aparece. Pero la realidad es que la sexualidad no es una necesidad vital (nadie se muere por no tener sexo) y, por tanto, lo tenemos que cultivar.
«Hacer las mismas cosas, el mismo día, a la misma hora y en el mismo lugar apaga nuestro deseo sexual, porque el deseo se alimenta de la novedad y no de la norma o la rutina. Desear es la manera de activarse sexualmente», recalcó.

9-No tengas intimidad por cumplir: La especialista expresa que a toda costa debe evitarse el tener intimidad porque «toca», ya que esto en vez de mejorar, puede dañar potencialmente la intimidad entre la pareja. Esto te puede llevar a vivir la relación sexual con un sentimiento de tarea que irá apagando tu deseo sexual, porque estás asociando el encuentro sexual con el deber en lugar de con el placer.

10-Comer sano y hacer ejercicio: Aunque parezca cliché, la buena alimentación y el ejercicio físico, logra una mejor disposición física a la hora de tener intimidad. Esta dupla recargará tus energías y te mantendrá enfocado.

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook
Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook