Economistas: “inyección de divisas Banco Central pudo incidir en descenso moneda estadounidense”

0
133

VERÓN. La tasa de cambio del dólar en República Dominicana continúa descendiendo y la cotización de la divisa estadounidense se ha mantenido en un promedio de 57.06 pesos por US$1, un nivel que de acuerdo al comportamiento cambiario, no se registraba desde principios de junio de 2020, cuando era de RD$57.25 por cada dólar.

La venta del dólar, luego de alcanzar su pico el 16 de octubre del año pasado, cuando se cotizó a RD$58.49, ha iniciado un descenso paulatino que lo ha hecho perder RD$1.43 durante ese lapso, a la tasa de cambio oficial.

La reducción en el costo de la divisa se aceleró durante los primeros 19 días de marzo, perdiendo 76 puntos.

En ese período la moneda pasó de venderse a RD$57.99 por cada dólar a RD$57.23.

Este descenso hizo que el Banco Central de la República Dominicana anunciara que en sus políticas cambiarias no permitiría una baja significativa en la divisa norteamericana, puesto que una caída excesiva de la tasa de cambio no sería beneficiosa para el país.

A juicio, del gobernador del ente emisor, Héctor Valdez Albizu, la tasa de cambio ha estado incidiendo en la entrada de divisas al país. La institución monetaria aplicaría algunos de los mecanismos para evitar que el peso se siga apreciando frente al dólar.

El pasado mes de marzo las remesas registraron una cifra récord de US$994.9 millones, monto que supera en US$474.8 millones a las recibidas en marzo de 2020. Ese desempeño significa que para el primer trimestre se recibieron remesas por US$2,548.7 millones, un crecimiento de 49.6 % respecto al mismo período de 2020, y de 46.2% con respecto al primer trimestre de 2019.

Esto parece positivo para el ente emisor en virtud de que la economía dominicana se beneficiará de las ayudas económicas que está otorgando el Gobierno estadounidense a sus ciudadanos, debido a que una parte de estos recursos se reflejarán en inversiones y remesas en el país, según ha explicado la propia entidad cambiaria.

INCIDENCIAS

Para el economista Marcelino Lara el descenso de la moneda estadounidense en el país pudiera restarle ingresos a los exportadores, aunque consideró que el nivel que ha bajado no es tanto como para generar alarmas y que vaya a tener un efecto negativo y nocivo en la balanza de pago.

“Ahora, si esta tendencia continua, que yo creo que no va a continuar a mediados de año, cuando el mundo entero se haya vacunado y aquí se haya avanzado significativamente, las cosas van a cambiar y volveremos a los niveles que teníamos antes del tipo de cambio y probablemente a fin de año estaremos alcanzando la meta establecida en el presupuesto”, explicó Lara.

Sostuvo que un factor que incide en la tasa de cambio es el nivel de las reservas internacionales del país, que el pasado febrero se ubicaban en US$11,963.2 millones, un nivel histórico, de acuerdo a su criterio.

Refirió que la situación sobre el mercado cambiario, generada por la pandemia, provocó que la institución monetaria inyectara en varias ocasiones divisas al mercado por el orden de los casi 7 mil millones de dólares para garantizar la oportuna disponibilidad de dólares para suplir las demandas de los sectores productivos.

En tanto que, para el economista Juan Ramón Mejía, la acelerada devaluación del dólar contra muchas divisas ofrecerá un inesperado respiro

 a las economías de América Latina, devastadas por los efectos de la pandemia de covid-19.

“En nuestra economía uno de los factores que más pesa es la excesiva dependencia del dólar y el volumen de deuda pública emitido en dólares, en lugar de en pesos; por eso cuando el tipo de cambio peso/dólar sube, la carga de la deuda se hace cada vez mayor. Ahora que el dólar tiende a caer, es fácil plantearse cómo puede beneficiarnos”, destacó Mejía.

Considera que si se toma en cuenta el crecimiento de la deuda pública en los últimos dos gobiernos y especialmente, el aumento del último año para afrontar nuestra crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia, un debilitamiento del dólar de entre el 10% y 15%, no supondrá un cambio sustancial, aunque a su juicio, reduciría el aumento de la presión fiscal y podría mejorar la competitividad de República Dominicana ante países de economías menos dolarizadas.

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here