25 C
Punta Cana
jueves, diciembre 3, 2020

Editorial: Un tranque peligroso

Punta Cana. – Cuando se creía que el pleito entre Higüey y Verón-Punta Cana por el cobro de arbitrios había caído en un punto reflexivo, todo indica que volveremos a ser testigos de otros encontronazos, ahora con pronunciamientos reforzados a partir de la participación de nuevos actores.

La voz cantante en defensa de que la zona turística sea la que se beneficie de los impuestos municipales que se producen en esta localidad, la ha llevado siempre el director distrital Ramón Ramírez (Manolito).

Pero recientemente a Ramírez se le han sumado otros colegas, agrupados en la Federación Dominicana de Distritos Municipales (Fedodim), quienes enarbolan el mismo relato que hace años mantiene Verón-Punta Cana en torno a este asunto.

El alcalde de Higüey, Rafael Barón Duluc (Cholitín), y Ramírez sostuvieron no hace mucho un encuentro en la Junta Municipal de Verón-Punta Cana, donde acordaron instalar en esta demarcación una Oficina de Planeamiento Urbano, para dejar subsanado este impasse de carácter jurisdiccional.

Pero a juzgar por los ácidos señalamientos de ambas partes, lo poco logrado hasta ese momento ha dado vuelta atrás. Tanto Ramírez como Barón Duluc mantienen una preocupante actitud de confrontación y ninguno quiere ceder.

Los dos se atribuyen el derecho a decidir sobre el territorio donde fueron elegidos como autoridades municipales.

De seguir ese derrotero, este conflicto, que en una ocasión fue incluso conocido por altas instancias judiciales, como el Tribunal Constitucional, apunta a agudizarse más aún, con posturas que en vez de flexibilizarse se radicalizan con el pasar de los días.

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook