28 C
Punta Cana
jueves, abril 22, 2021

VER TRANSMISIÓN EN VIVO

“El día después…”

Tal como en la película dirigida magistralmente por Nicholas Meyer, «The After Day», el país amaneció el día de ayer con una tragedia. Todo esto sucedió un día después, luego de haber sido publicado un informe del Departamento de Estado de USA, donde señala a la Policía Nacional Dominicana de cometer actos de tortura y abuso en contra de los ciudadanos.

Bávaro, Punta Cana.- Eliza Muñoz y Joel Díaz, eran una joven pareja de pastores evangélicos, recién casados, que tenían toda una vida por delante. Ellos tenían 26 y 28 años respectivamente, y una vida centrada en servir a su comunidad y a predicar la Palabra de Jesucristo.

Poca claridad se conoció el día de ayer, en cuanto al desenvolvimiento de los hechos, que segó la vida de este matrimonio.

Según la versión que dio la Policía Nacional, la muerte de la pareja se debió a una confusión por un automóvil que conducían unos delincuentes solicitados, que tenía las mismas características, del automóvil de la pareja.

Al correr las horas, los sobrevivientes y testigos comenzaron a declarar a los medios y se pudo ver en las redes sociales un vídeo casero, de poca resolución, pero muy explícito.

En el vídeo que tomaron desde otro automóvil que circulaba en la vía, se puede observar un vehículo, marca Kia estacionado y a los efectivos de la fuerza policial dispararle.

El pastor, Carlos Castillo, director de la Campaña de Evangelismo que se celebra en el municipio de Villa Altagracia, hizo graves denuncias a los medios. Manifestó que la Policía Nacional chocó al automóvil después de haberle disparado, con la intención de falsear las evidencias y hacer creer que estaban huyendo de la policía. También expresó que cuando terminó la balacera, los sobrevivientes le pedían que no disparen, pues no estaban armados, ya que eran evangélicos, mientras que los policías se burlaban de ellos.

Carlos Alberto Ramírez, uno de los acompañantes de la pareja, en el momento de los hechos y quien resultó ileso, informó que luego que la policía les diera la voz de alto, se detuvieron y los uniformados comenzaron a disparar. En ese momento, el conductor del vehículo, Joel Díaz, sufre un desmayo debido a una herida de bala que recibió en el cuello y sin intención, cae sobre el freno de mano, lo que ocasiona la movilización del vehículo; es allí donde los efectivos policiales disparan sin medida. «Vi mucha falta de táctica y de experiencia ética, porque se entiende, que si usted manda a parar un carro, por lo menos debe hacerle la señal de que baje los vidrios, pero no, fue como si fuera, ése es el que estamos esperando. Fue fuerte», manifestó. 

Tal fue la indignación y la consternación, con la cual la República Dominicana recibió la noticia, que luego de que el presidente Luis Abinader, convocara a los medios de comunicación a una rueda de prensa, donde el tema a tratar, según la convocatoria era; «La Economía y Mensaje de la Semana Santa», este tema no se tocó y el Primer Mandatario únicamente abordó el tema de la muerte de la pareja cristiana, a manos de la Policía Nacional.

El Jefe de Estado informó, que le causó gran indignación enterarse de la noticia del tiroteo, a cargo de policías que le arrebataron la vida a dos jóvenes dominicanos. 

Se comunicó con sus familiares para expresarle el pésame y su solidaridad en estos momentos de luto. «No voy a tolerar que nadie esté por encima de la Ley y que nadie pueda usarla a su antojo. Mi compromiso irrenunciable es crear una reforma policial que sea integral, que sea regida por protocolos éticos. Esta actuación policial daña la convivencia ciudadana», enfatizó el Presidente.

Abinader, notificó que le giró expresas instrucciones inmediatas al ministro de Interior y Policía, para la suspensión de los funcionarios implicados y el esclarecimiento de los hechos. El Presidente expresó, que el Gobierno Nacional prestará la ayuda necesaria a los familiares de las víctimas. «No podemos deshacer el daño causado, pero sí les puedo asegurar que se hará justicia. En este Gobierno la vida humana es sagrada. En este país no cabe la impunidad, la arbitrariedad, y el abuso», exclamó el Mandatario. 

Pidió al pueblo dominicano acompañarlo en oración por esta familia que está enfrentando este dolor.

Se debe resaltar que justamente, el día martes en la mañana, el Departamento de Estado de los Estados Unidos, publicó un informe sobre los Derechos Humanos para el 2020, en República Dominicana. El informe, determinó que aunque la Ley prohíbe la tortura, los golpes y los abusos físicos, miembros de las fuerzas de seguridad, principalmente la Policía Nacional, mantienen ese modus operandi. Según dice el informe: «El Gobierno no respondió en gran medida a las preguntas sobre los controles internos y las investigaciones entre las fuerzas de seguridad. El Gobierno no ha informado de ningún caso de uso excesivo de la fuerza por parte de la Policía Nacional. El Gobierno afirmó que todas las detenciones cumplían con las protecciones constitucionales».

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Manuel María Mercedes, alegó que la ejecución de esta pareja reitera la cultura de muerte que predomina entre los agentes de la Policía Nacional y que no existe un Régimen de Consecuencia.

Mercedes indicó, que en los últimos 10 años se tiene en estadística, más de 5 mil ejecuciones extrajudiciales, en manos de las instituciones del Orden Público. «Estamos ante la presencia de dos ejecuciones vergonzosas, que debería llamar la atención del director de la Policía Nacional, quien debería aplicar un Plan de Saneamiento a esa institución, para que estos hechos jamás vuelvan a suceder y ninguna familia dominicana se vuelva nuevamente a ver involucrada en una tragedia tan lamentable», exclamó. 

Por su parte, el director de la Policía Nacional, Edward Sánchez, al ser interrogado sobre estos hechos, a la salida de su despacho, expresó: «Nosotros reafirmamos nuestro firme compromiso de actuar siempre apegados al respeto a los Derechos Humanos, actuaciones profesionales y cuando se produzca algún exceso. Somos vigilantes de que los miembros actúen apegados al cumplimiento de la Ley, vigilantes de los Derechos de nuestros ciudadanos.»

Cabe hacernos la pregunta reflexiva que se hace el periodista Huchi Lora:

«¿Confusión? ¿Es eso un procedimiento policial?
Todos los automovilistas corremos el riesgo de ser ametrallados, puesto que no sabemos qué criminal tiene un vehículo parecido al nuestro”.

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook
Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook