El mayor Raúl Girón Jiménez le desmonta la novela a la pastora Rossy y a Adán Cáceres

0
184

Bávaro, Punta Cana.- La noche de ayer el mayor de la  Policía Nacional Raúl Alejandro Girón Jiménez, quién está implicado en el Caso Coral realizó escandalosas revelaciones del entramado criminal contra los recursos del Estado.

Esta mafia es encabezada por el mayor Adán Cáceres Silvestre, ex jefe del Cuerpo Especializado de Seguridad Presidencial, mafia que aún se mantiene en esta nueva administración de gobierno.

El mayor Girón informó que las revelaciones las hacía porque ya no tenía más miedo y que responsabiliza de lo que le pueda pasar a él y a su familia al mayor general Cáceres Silvestre y al coronel Rafael Núñez de Aza.

Girón Jiménez reveló ante la jueza Kenia Romero todo lo que sabes sobre una supuesta corrupción en las filas militares adscritas a la seguridad presidencial y arremetió en contra de los implicados Rafael Núñez de Aza y Cáceres Silvestre.

Girón Jiménez le expresó a la jueza Kenia Romero que él se estaba exponiendo al hacer esas revelaciones.»Yo cómo un simple mayor que ese rango no es simple para nada usted me manda mía una cárcel militar y miré que me estoy metiendo al medio yo mismo pero es para que usted sea como uno de link y como militar», expresó el militar.

El mayor informó que los implicados en el escandaloso Caso Coral cobraban hasta 14 veces en el cruce y en el sector poniendo gente nómina y beneficiándose ellos mismos con esos ingresos espurios.

Aseguró qué Núñez de Aza era el cerebro de la operación. La trama implicó venta de especialismo y desvíos de dinero desde la nómina de personas que estaban nombradas en CESTUR pero no trabajaban, una parte del dinero retornaba a Núñez de Aza.

El dinero llegó a ser tanto desde que inició el entramado de corrupción y tan pocas eran la personas para recogerlo, que hubo quienes aparecen en la nómina cobrando hasta 14 veces.

También dijo que todavía se dan estas situaciones en esas y otras instituciones castrenses, que aunque haya cambiado el gobierno sigue existiendo esa corrupción. Agregó que una de sus funciones era hacer depósitos de dinero en transferencias y pagos a Adán Cáceres, Juan Carlos Torres Robiu y Rafael Núñez de Aza. Cuando se produce el cambio del gobierno el coronel Núñez de Aza le pidió que borre todas las conversaciones que tenía en el WhatsApp pero él no lo hizo.

Denunció que incluso cada vez que cambiaban al director de CESTUR le esperaban hasta con 10 millones de pesos. Dijo qué le decían que vayan a un dealer a buscar el vehículo que quisieran.

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook