Ideas para convertir tu baño privado en un spa

0
34

VERÓN. Es importante tomar en cuenta que a la hora de crear tu propio spa, los colores influyen mucho con el estado de ánimo. Puedes optar por tonalidades verdes, azules y grises, ya que  inducen a la relajación.

Si puedes agregarle una bañera para complementar el espacio, no dudes en hacerlo. Podrás tomar un baño de burbujas y relajarte con una copa de vino en la tranquilidad de tu hogar.

Aromas y velas: que tu baño huela bien al momento de entrar es como estar realmente en un spa. Trata de usar difusores de olor, aceites esenciales o jabones perfumados que te transporten a un lugar tranquilo.

Alfombras: transforma tu baño y evoca una sensación placentera al momento de entrar. Las alfombras son el complemento perfecto para la decoración de un baño spa y para la estimulación de tus pies.

 Plantas y flores para el spa perfecto: tener plantas y flores en tu hogar trae múltiples beneficios físicos y mentales. Por eso, para tu baño spa es indispensable una dosis de naturaleza, puedes poner orquídeas, o algunas plantas de tu preferencia.

También tener colores claros, te ayudarán a generar una atmósfera de paz y serenidad. Podrás relajarte con el color blanco acompañado de detalles en madera como una escalera para poner las toallas, una silla o cestos de mimbre.

Puedes combinarlos con tonos más oscuros, como sanitarios y pinceladas blancas para dar luminosidad al ambiente. A la hora de elegir la pintura para el baño, asegúrate de que tenga una buena durabilidad, porque sufrirá con la humedad y el vapor. Opta por un producto ecológico para paredes y techos, a ser posible en acabado mate y que no desprenda ningún olor.

Incluso un baño mini puede parecer un spa con una nota green a base de plantas de hoja verde, crasas o cactus. El truco consiste en apostar por el color blanco para que el espacio parezca mayor.

Es un placer notar en tu cuerpo el agua en modo lluvia. Instala una grifería termostática que regule el caudal y lo distribuya a través de una ducha de mano orientable y un rociador.

Como caminar descalzo dentro de tu baño es sensacional, también puedes optar por poner madera, ya que sentir la misma reduce el estrés, según apunta un estudio japonés acerca de los efectos fisiológicos que produce el contacto de las plantas de los pies sobre un suelo de este material. Además, en invierno resulta muy cálido y confortable al tacto, mientras que en verano transmite sensación de frescor.

Innova creando un espacio de descanso con duchas spa para tu baño. Va a lucir sofisticado y sentirás que realmente estás en un elegante spa refrescándote.

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here