27 C
Punta Cana
viernes, enero 22, 2021

La pandemia del COVID-19 catalizó el proceso para un nuevo sistema educativo en RD

Eugenio María de Hostos (1839-1903)

Punta Cana. – Este 11 de enero, junto al natalicio del educador puertorriqueño Eugenio María de Hostos (1839-1903), se conmemora el Día Nacional de la Educación.

Hostos es considerado como uno de los ilustres que aportaron su intelectualidad a la nación dominicana. Su legado se resume en la importancia de la educación para alcanzar la libertad, la democracia y el crecimiento en cuestiones de moral. Es por esta dedicación y tenacidad, que la Confederación de Estados Americanos rindió un homenaje póstumo a Hostos como el «Ciudadano de América», 1938.

Tales ideales hoy en día coinciden con un mundo transformado por los diferentes acontecimientos políticos y socio económicos. A esto se incluye la crisis sanitaria que ha generado la pandemia del coronavirus (COVID-19), y que puso en manifiesto las desigualdades educativas a las que se enfrentan miles de personas día a día.

Roberto Fulcar
Ministro de Educación, Roberto Fulcar.

A propósito de ello, el ministro de Educación, Roberto Fulcar, dice cree «en la inclusión, en la equidad, en el ser humano y en la transformación que produce la educación en la sociedad». De manera que Fulcar asegura lucha «para garantizar una educación especial donde todos tenemos oportunidades de desarrollarnos».

Y es que, la conmemoración a la Educación precisamente halla a República Dominicana con un sistema educativo desafiado por dicha pandemia. En este sentido, uno de los mayores retos ha sido lograr la inclusión a la que se refiere Fulcar, sin importar las dificultades para conectarse desde donde se encuentren los estudiantes, o las enfermedades que pudieran presentar algunos niños que requieren de una atención rigurosa.

A causa de esto último, el pasado viernes 8 del mes en curso, luego de iniciarse el segundo ciclo escolar de este año educativo, Fulcar informó que fueron inaugurados «los canales de Educación Inclusiva, a través de los cuales se transmitirán las clases a los niños, niñas y adolescentes con discapacidad física, intelectual, auditiva o múltiple».

Después de todo, la catalización que ha experimentado la educación dominicana para transformar los procesos educativos tradicionales en modernos, pudiera considerarse como un paso más hacia otro nivel en el que quedarán atrás las pizarras de tiza y otros rudimentos implementados por una generación menos joven.

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook
Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook