La soledad también tiene su lado positivo

0
70

VERÓN.   La soledad normalmente se ve como algo negativo y muchos le temen a la misma por diversas razones, sin embargo esta puede considerarse como un alma de doble filo, ya que aunque no es buena en todos los sentidos,  también tiene su lado positivo, algo que muchos ignoran.

Para algunos es entendida de distintas formas, dependiendo de la situación en la que se encuentre la persona y  su estado de ánimo puede ser interpretada como sinónimo de depresión, miedo, y huir de algo o alguien.

Para otros es una bendición y ahí es donde aplica el dicho “mejor solo que mal acompañado”. Esto refiriéndose a parejas, amistades o en cualquier otro sentido a la que se quiera aplicar.

Más allá de pensar que estar solo  traerá sólo experiencias negativas, la realidad es diferente; darte un tiempo a solas puede ser una experiencia para experimentar algo diferente en tu vida.

Incluso hay muchas personas que dicen no pueden estar solos y  siempre deben tener a alguien a su lado para sentirse bien y plenos.

Sin embargo,  muchos ignoran que la soledad también tiene sus cosas positivas.  Al estar en ella, encuentras tu yo interno, ya que esta es una  oportunidad de aprender a sacar provecho del tiempo,  encontrarse consigo mismo. Justo en ese instante puedes conocerte, pensar en tu vida, tener un crecimiento personal, superar el miedo y darte cuenta que no es tan malo como pensabas.

Es importante aprender a considerar la soledad como un espacio de aprendizaje, ya que tienes el silencio como compañía y te  permite relajarte, abrir la mente, poder escucharte tranquilamente, reflexionar y levantarte más fuerte para seguir adelante.

Según estudios, la soledad tiene beneficios en la salud mental, porque el cerebro tiene un mejor desarrollo y trabaja de una manera más adecuada cuando se encuentra solo. De igual forma,  la capacidad de concentración aumenta significativamente, lo que da a tu vida mayor rendimiento.

Otras aportes positivos de esta, es que regula la energía, ayuda a reflexionar, refuerza la empatía, mejora el rendimiento personal, hace las personas más autónomas y  ayuda a establecer mejores vínculos al elegir  calidad y no cantidad.

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here