La tristeza como desencadenante de una recaída en depresión

0
122

Verón. La depresión se puede describir como el hecho de sentirse triste, melancólico, infeliz, abatido o derrumbado. Existen muchas causas, incluyendo factores genéticos, biológicos, ambientales y psicológicos.

La depresión puede comenzar a cualquier edad, aunque normalmente inicia en la juventud o en adultos jóvenes. También es muy común la depresión posparto.

Sin embargo, el psicólogo Emilio Jiménez, explicó que la depresión no es provocada por un solo factor; sino que en ella intervienen varios factores externos e internos.

Dijo que la causa exacta de la depresión no está clara. Según investigaciones se ha mostrado que en muchos casos puede ir asociada a una carencia o desequilibrio de varios neurotransmisores, incluyendo la serotonina, dopamina y la noradrenalina.

Algunos de los síntomas propias de este padecimiento son: Fatiga matutina, enlentecimiento psicomotor y aplanamiento afectivo; intranquilidad, nerviosismo y ansiedad.

Además de alteración del apetito (usualmente anorexia); cambios en el carácter (como irritabilidad) y/o múltiples quejas somáticas mal sistematizadas, entre otros síntomas.

Jiménez aseguró que puede traer algunas consecuencias  a la persona que la padece y a las cercanas a ella como, aislamiento, las dificultades en las relaciones interpersonales; los problemas de comunicación; y los conflictos con la familia, los compañeros de trabajo u otras personas, pueden contribuir a la depresión.

De igual forma las dificultades económicas y otros factores de estrés de la vida diaria tienen igualmente un efecto importante.

La enfermedad puede ser tratada con psicoterapia: Es un tratamiento eficaz para depresiones menos graves. No es lo mismo que charlar de los problemas con los amigos, la familia o la gente de alrededor, pues ellos solo pueden dar apoyo o consejo, escuchándole.

Este método es algo distinto, ya que es una técnica de conversación utilizada por el especialista para resolver los síntomas de depresión, los problemas de personalidad o carácter o para relacionar qué pudo provocarla o empeorarla.

Esta técnica solo puede ser ofrecida por personal de salud capacitado y preparado.

Otros son los fármacos antidepresivos que pueden ser útiles para corregir los desequilibrios químicos causantes de este mal. Hoy en día existe una gran variedad para elegir. En general, los fármacos antidepresivos funcionan aumentando la disponibilidad de neurotransmisores en el cerebro para restaurar el equilibrio químico.

La duración de un episodio depresivo puede variar desde varias semanas a varios meses o incluso años. La mayoría duran menos de seis meses.

 La recurrencia de los síntomas puede ser más frecuente después del primer episodio, luego de una desaparición total de los síntomas durante varios años o lo que es más habitual, que exista una remisión parcial entre los episodios.

 En algunos casos, estos períodos pueden llegar a ser cada vez más cortos. Sin embargo, cuando la persona está recibiendo tratamiento y seguimiento adecuado, el riesgo de que los síntomas vuelvan a aparecer y el sufrimiento se reducen notablemente, de ahí el interés en la atención temprana de la enfermedad.

Jiménez precisó que en algunos casos la depresión dura varios años, y que cuando esto ocurre se le llama Depresión Crónica y cuando hay menos síntomas y estos son menos intensos se le denomina Distimia.

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here