Lactancia materna

0
9

Los niños que son alimentados con el seno materno tienen menor riesgo de mortalidad en el primer año de vida que quienes no lo son.

PUNTA CANA. A raíz de que hoy es Día Internacional de la Lactancia Materna, hablaremos sobre la importancia de este alimento para los infantes. Lactar es fundamental, debido a que les proporciona a los bebés todos los nutrientes que necesitan para crecer y que su sistema inmunológico se desarrolle plenamente.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef recomiendan que la lecha materna sea el alimento exclusivo de los bebés recién nacidos hasta los 6 meses de edad, y que hasta los 2 años se alimenten con una combinación de la misma con alimentos adecuados y nutritivos para su edad.

Según la OMS, la leche materna es la principal fuente de nutrición que se puede suministrar al bebé antes de que sean capaces de comer y digerir otros alimentos, ya que presenta todos los nutrientes necesarios para su desarrollo y mantener su buena salud.

BENEFICIOS

Entre los beneficios de la lactancia materna para el bebé incluye una mayor inteligencia, mejor resistencia a los resfriados y la gripe, y menor riesgo de diabetes al inicio en la infancia, leucemia infantil, obesidad infantil, asma, problemas dentales y el desarrollo de trastornos psicológicos.

La OMS UNICEF y especialistas  recomiendan que esta se mantenga durante los primeros seis meses de vida de forma exclusiva. Asimismo, sugieren que esta inicie en la primera hora de vida después del parto, que sea a libre demanda y se evite el uso de fórmulas infantiles. 

LACTANCIA MATERNA EXCLUSIVA

LME, consiste en que el bebé solo reciba leche materna y ningún otro alimento sólido o líquido a excepción de soluciones rehidratantes, vitaminas, minerales o medicamentos. 

Además de proporcionar a niñas y niños todos los nutrientes y la hidratación necesarios, la lactancia materna proporciona beneficios emocionales y psicológicos tanto al bebé como a la madre, y ayuda a las familias a evitar gastos adicionales en fórmulas, biberones y, al propiciar la mejor salud del bebé, reduce también los gastos en consultas médicas y medicamentos.

Otras problemáticas que previene son: infecciones gastrointestinales y respiratorias, obesidad, diabetes, leucemia, alergias, cáncer infantil, hipertensión y colesterol alto.

Los niños que son alimentados al seno materno tienen menor riesgo de mortalidad en el primer año de vida a diferencia de  quienes no lo son.

La OMS asegura que la lactancia no sólo beneficia a los bebés sino también a las mamás, ya que a corto plazo ayuda a su recuperación física, por ejemplo, disminuye el riesgo de hemorragia después del nacimiento y reduce el riesgo de depresión post- parto. También a largo plazo contribuye a disminuir las probabilidades de desarrollar cáncer de ovario, cáncer de mama, diabetes tipo II, hipertensión, ataques cardíacos, anemia y osteoporosis.

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here