Laparoscopia: cirugía sin grandes cicatrices

0
95

PUNTA CANA. La laparoscopia es un procedimiento quirúrgico de uso frecuente, que permite la visión de la cavidad pélvica-abdominal con la ayuda de una lente óptica. Esta ofrece múltiples beneficios al paciente, a diferencia de la cirugía convencional.

Este procedimiento se realiza desde hace más de 20 años en Estados Unidos. En el caso de República Dominicana, de igual m3odo, hace aproximadamente 20 años que se realizó la primera. A partir del año 2000 empezaron a aumentar los casos y hace unos cinco años que las escuelas de cirugía del país comenzaron a capacitar a los cirujanos con esta técnica.

BENEFICIOS

El médico cirujano general y especialista en cirugía laparoscópica, José Fornerin Estévez, explicó que este tipo de cirugía es mínimamente invasiva, a diferencia de las tradicionales, que dejan grandes cicatrices, ya que en estas hay que cortar músculos y diferentes planos abdominales, por lo tanto, el paciente dura más en recuperarse y cicatrizar.

Especialista en cirugía laparoscópica, José Fornerin Estévez.

La laparoscopia entra en lugares estratégicos como el ombligo, que es el principal puerto, y la cicatriz se puede esconder, así como en las demás áreas del abdomen por lo pequeñas que pueden ser.

Fornerin afirmó que con este procedimiento el paciente se recupera más rápido, tiene menos sangrado, menos probabilidad de infección y puede hacer ejercicios más rápido que en una cirugía tradicional.

CÓMO SE HACE

El especialista narró que esta técnica consiste en hacer una incisión en el ombligo e introducir un instrumento llamado trocar. A través del mismo se ingresa el dióxido de carbono, esto con la finalidad de que se despeguen los órganos internos, aumente la cavidad abdominal y cuando el estómago esté distendido, poder navegar entre los órganos y operar con mayor facilidad.

Dijo que la cantidad de puertos que se utilicen dependerá de la complejidad del procedimiento que van de dos a tres, que es el mínimo y de cinco a seis el máximo.

Las que llevan menos incisiones son: cirugías por adherencias, apendicetomías, piedras en la vesícula, entre otras. Dentro de las más complejas se incluyen las mangas gástricas, cirugías bariátricas, hernias hiatales, extirpar un riñón, el estómago u otro órgano más grande, en estos casos se utilizan de cinco a seis puertos.

El cirujano laparoscopista resaltó que cualquier tipo de cirugía abdominal se puede hacer por laparoscopia.

Es importante destacar que el término que se utiliza para este procedimiento es “oscopia” y dependiendo el área que se vaya a operar el nombre cambia. Ejemplo: laparoscopia, en el abdomen; artroscopia, cuando se operan las rodillas o las articulaciones a través de cámaras y videos, entre otras.

El doctor informó que este procedimiento también se le puede practicar a niños y personas envejecientes. La diferencia es la presión con la que se manipule el gas, porque eso depende del peso y de la edad del paciente. En el caso de los infantes se hace con una presión más baja y en el de los adultos mayores, se realizan pruebas de neumología y cardiología para saber si pueden aguantar el gas y el tipo de anestesia.

“Siempre se usa una anestesia general inhalatoria que es cuando se duerme el paciente, y le entran un tubo para que respire por una máquina”, manifiesta Fornerin. En la mayoría de los casos, la sutura se retira a los siete días, dependiendo el hilo que utilicen para cerrar la herida.

El cirujano expresó que las complicaciones de las cirugías laparoscópicas incluyen el punto más crítico al inicio de la misma, que es cuando se ingresa al interior del abdomen el primer trocar por el ombligo, ya que si no se hace con especial cuidado, se pueden perforar los intestinos, lesionar un vaso sanguíneo, entre otras cosas.

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here