Los infartos se pueden prevenir

0
119

Para esto, lo mejor, es procurar tener una vida saludable en la que exista constante actividad física, una dieta alimenticia variada y sana, en la que evites sustancias como el azúcar, la sal y las comidas con alto contenido de grasas saturadas.

Bávaro Punta Cana.- Los infartos, por definición, se producen cuando un órgano (que puede o no ser necesariamente el corazón) deja de recibir sangre suficiente, producto de una obstrucción en la arteria encargada de su irrigación.

Estas obstrucciones pueden producirse, por ejemplo, por coágulos o por la presencia excesiva de colesterol en nuestras arterias.Los infartos al corazón, también conocidos como infartos al miocardio, son considerados como emergencias médicas ya que ocurren de manera imprevista, y su tasa de recuperación depende de cuán rápido se inicie el tratamiento médico.

Es por esta razón que tan pronto aparezcan los síntomas de un ataque cardíaco debemos acudir a un servicio de urgencia.

Síntomas del infarto agudo al miocardio

Cuando se produce un infarto nuestro cuerpo presenta una serie de señales a las que debemos responder a tiempo. Entre los síntomas que caracterizan a los ataques cardíacos podemos encontrar:

Sensación de presión, dolor o compresión en el pecho o los brazos que puede extenderse a la espalda, cuello y mandíbula

Náuseas, indigestión, acidez o dolores abdominales

Sensación de falta de aire

Sudor frío

Sensación de fatiga

Mareos repentinos

Estos síntomas pueden variar de una persona a otra, por lo que es importante prestar atención a nuestro cuerpo, especialmente si se presenta más de una de las señales listadas anteriormente.

También es importante destacar que en muchos casos los síntomas de los infartos se comienzan a presentar de forma leve con horas, días o incluso semanas de anticipación, de manera que es posible actuar a tiempo para prevenir un desenlace que puede llegar a ser fatal debido a las complicaciones asociadas a estos episodios.

Algunas de las complicaciones que se asocian a los infartos al corazón incluyen arritmias, insuficiencias cardíacas o incluso infartos repentinos.

¿Cómo evitar el infarto?

Para esto, lo mejor, es procurar tener una vida saludable en la que exista constante actividad física, una dieta alimenticia variada y sana, en la que evites sustancias como el azúcar, la sal y las comidas con alto contenido de grasas saturadas.

Es indispensable realizar ejercicios cardiovasculares diariamente, como caminar.

Por otra parte, debes evitar la obesidad y evitar hábitos dañinos e innecesarios como el cigarrillo. Además, es indispensable que te realices chequeos médicos constantes, controlar los niveles de colesterol y la presión arterial.

También se recomienda mantener bajo control algunas patologías de base o que se consideran como un factor de riesgo para las personas.

Entre estas podemos encontrar:

Hipertensión arterial

Obesidad

Diabetes

Síndrome metabólico

Enfermedades autoinmunes (como artritis o lupus, por ejemplo)

Estrés

Colesterol alto

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook