Maquillaje dermatológico: oculta las alteraciones cutáneas

0
27

VERÓN. El maquillaje dermatológico tiene como objetivo ocultar las alteraciones cutáneas, mejorando el aspecto estético de la piel.

La dermatóloga clínica y cosmética, Esmeralda Arredondo, explica que este es un tipo de maquillaje que está hecho para ciertos tipos de pieles con condiciones de acné, rosácea, vitíligo, melasma (paño), cicatrices o cualquier otra afección de la piel y están elaborados con PH, estructuras y moléculas que hacen que pacientes con dichas afecciones cuando se maquillan su situación no empeore. También es utilizado en personas con cáncer, ya que estos últimos  presentan una mutación de un gen supresor del cáncer, es decir, que si un paciente ha visto un cáncer, puede repetirlo en lo adelante, entonces al no utilizar sustancias que son cancerígenas se predisponen menos.

Arredondo dijo que el  maquillaje dermatológico se diferencia del tradicional, porque cuando una persona con alguna condición en la piel lo utiliza, no les genera ningún daño. Sin embargo, al utilizar el maquillar tradicional, la piel se le puede complicar, en el caso de los pacientes con rosácea puede generar brotes.

La base del maquillaje para esas personas tiene componentes que evitan que esto pase y le brindan al paciente, maquillarse de una forma que no altere su proceso de patología. De igual modo, puede ser utilizado por cualquier otra persona, porque es un maquillaje dermatológico y hace que las personas se sientan más seguras, ya que como se citó anteriormente,  tiene un PH adecuado para la piel, no está hecho en base grasa ni en aceite.

La dermatóloga aclaró que es importante elegir la base adecuada para cada piel, en el caso de la piel mixta puede tolerar varias tipos, pero una piel grasa por ejemplo,  no se le puede aplicar  una crema o  base que tenga aceite, porque le va a dar más grasa.

Cual maquillaje es más recomendable para afección.

Estos son los maquillajes que aconseja usar en cada caso, la Academia Española de Dermatología y Venereología.

Para el acné: un maquillaje libre de grasa, con sustancias activas que lo mejoran y quitan el brillo que provoca la grasa.

La piel debe limpiarse posteriormente con productos específicos para el acné.

Para la rosácea: en este caso, conviene un maquillaje libre de grasa y para pieles sensibles. Podemos usar también un corrector cubriente que neutralice y camufle las imperfecciones cutáneas severas de una forma natural.

Para el Vitíligo: se puede usar un maquillaje muy cubriente que consiga igualar la piel sin pigmento con la piel sana de alrededor.

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here