29.9 C
Punta Cana
jueves, septiembre 16, 2021

VER TRANSMISIÓN EN VIVO

Miénteme si puedes: el secreto del lenguaje corporal

Muchas veces desearíamos tener un detector de mentiras para descubrir si alguien nos miente. Realmente si prestas atención al lenguaje corporal o también conocido lenguaje no verbal, tendrás el mejor e infalible detector de mentiras.

Bávaro, Punta Cana.- El lenguaje corporal puede revelar mucho más contenido que cualquier palabra emitida. Es un potente reforzador de ideas. Nuestro cuerpo envía tanta información que revela cuáles son nuestros deseos, intenciones, sentimientos y comportamientos. Sin duda el poder de la comunicación verbal es un silencioso comunicador.

La comunicación no verbal o el lenguaje corporal cuenta quiénes somos, cómo nos sentimos y cuáles son nuestros gustos. Informa además de nuestro grado de comprensión y nivel de acuerdo, incluso puede hasta desmentir lo que estamos afirmando.

Es tan poderoso este espectro y a la vez tan honesto, inquebrantable e incorruptible que cuando queremos mentir, nuestro cerebro está procesando que estamos diciendo algo falso, mientras que nuestro cuerpo necesita una fuga de escape para desmentir la mentira.

Judi James, autor de «La Biblia del Lenguaje Corporal», hace una aproximación hacia las múltiples manifestaciones de la revelación de engaños y mentiras verbales que el cuerpo sencillamente «no puede tolerar». Nos explica que el engaño se refina al pasar los años. Un niño dice una mentira e inmediatamente abre los ojos y tapa su boca con las dos manos. Esto es el cuerpo actuando como receptor ante el estímulo. Sin embargo, en el caso de los adultos, el gesto es más refinado. Suele suceder que al decir una mentira, en vez de actuar como el niño, de forma tan evidente, este en vez de taparse la boca con las manos, se frota la nariz con los dedos o trata de cerrar sus ojos varias veces, puede tocar sus cejas, orejas o cualquier parte cercano al rostro como especie de «fuga».

Algunos ejemplos y significados del lenguaje corporal son:

-Expresiones faciales, posturas, proximidad y gestos.

-Acariciarse la quijada es un signo de duda y toma de decisiones.

-Entrelazar los dedos denota calma y autoridad, es por eso que el triángulo de manos es un gesto muy utilizado por los líderes políticos.

-Tocarse las orejas, nariz, cabello, nuca es un claro signo de duda, confusión o engaño.

-Mirar hacia abajo, puede significar que no se cree en lo que se escucha.

-Frotarse las manos y el rostro denota impaciencia.

-Inclinar la cabeza: interés.

-Palmas abiertas: franqueza.

-Caminar erguido: confianza en sí mismo.

-Cruzar los brazos cuando no hace frío, puede significar molestia o defensa.

-Tocarse la nariz, taparse la boba puede significar que se está mintiendo.

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook
Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook