“No te preocupes que a ti te van a matar” le decía su esposo a Carolina esta semana afirman familiares

0
718

PUNTA CANA. El caso de Carolina Polanco, la joven asesinada de 31 estocadas en Bávaro, cada vez genera más intriga y es que los familiares de esta, informan a este medio que tenían previsto llevarse a la joven este viernes a Puerto Plata, por las constantes amenazas de muerte que le hacía el esposo a la chica.  

Según indicó Reyes Ureña Brito, tío de la víctima, la pareja sentimental de Polanco también le confesó la semana pasada que había matado a una mujer.

Tras esta confesión que le hizo la semana pasada, la chica atemorizada, llamó a su madre y hermano, a quienes le comentó lo que este le había dicho, ya que desde semanas atrás él había presentado varios episodios de violencia con Carolina.

Cuando Polanco le contó a sus familiares, ellos le dijeron que se vaya a Puerto Plata a vivir e incluso otros familiares le ofrecieron un techo para que deje al hombre. Y su padre dijo que le enviaría un dinero a la madre de Polanco para que se la lleve a la referida ciudad, a lo que la chica aceptó. 

A principios de esta semana, cuando el esposo de Carolina  se enteró de, estaba negado a que se fuera de la casa  y le decía de forma imponente, que ella no iba para ningún lado, incluso delante de su madre la amenazaba.

Reyes narra que “en un momento él le dijo a la madre de ella que ya tenía todo resuelto, que todas sus pertenencias ya no las tenía y que se había declarado en banca rota, ya que le había pasado esos bienes a una socia rusa que tiene”.

 “No te preocupes que a ti te van a matar, ya todo está preparado”, aseguran los familiares de Carolina que le decía el esposo. Asimismo, dicen que aunque la madre tenía conocimiento de las amenazas,  pensaba que lo decía a modo de broma, como lo dice cualquier persona celosa y como hoy se marcharían de esta zona, ella se quedó tranquila. 

EL DIA DEL CRIMEN 

El día que ocurrió el hecho sangriento, el esposo de Carolina le dice a la madre de esta que la llevará a la tienda que tenía  para que le haga una limpieza, a lo que esta responde que está bien. Minutos más tarde el esposo se desapareció y dejó la madre en la tienda, y Polanco se encontraba en el apartamento con su niña.

Una hora y media después, regresa el esposo a la tienda a buscar a la madre de Carolina y le dice que ha pasado una tragedia, ella solo responde, “otra vez se pusieron ustedes a discutir” y luego se van para el apartamento. Cuando llegan al residencial, narra el tío de la fallecida  que el esposo no quiso subir y lo que le dice a la madre es “yo creo que las dos están muertas ahí arriba”, es decir la niña de un año y unos meses y la joven Polanco. 

La madre sube corriendo al apartamento, ubicado en el tercer piso, y se encuentra con su hija tirada en un charco de sangre frente a la cuna de su bebé en ropa interior. 

Por otra parte, los familiares de la joven afirman que el día antes Carolina y su pareja tuvieron una discusión. De igual modo, aseguran que el esposo entregó en sus propias manos las llaves del apartamento al seguridad, que solamente tenía cuatro días trabajando en el residencial.

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here