¿Qué es la muerte súbita?

0
185

VERÓN. La muerte súbita es la aparición repentina e inesperada de una parada cardíaca en una persona que aparentemente está sana y en buen estado.

La cardiopatía isquémica representa la causa más frecuente por muerte súbita. Y en ocasiones no alcanza el tiempo para llegar al médico.

Otro factor de riesgo es la arritmia cardíaca (fibrilación ventricular), con la que el corazón pierde su capacidad de contraerse de forma organizada y deja de latir.

Sin embargo, no todos los casos de muerte súbita se producen a causa de lo citado anteriormente, el fallecimiento repentino también se puede producir en estado de reposo, ya sea durmiendo o después de comer, pero también luego  de sufrir fiebre, por una ingesta excesiva de alcohol o por consumir ciertos medicamentos o drogas, entre otras.

El médico internista, Joel Martínez, informó que algunas formas de disminuir el riego es evitando el tabaquismo, consumo de alcohol en exceso, disminuir la ingesta de sal y grasa en exceso, esta última, debido a que una de las causas más frecuentes de los paros cardíacos es el colesterol alto, mismo que aumenta por la ingesta de grasa.

Otras formas de disminuir la muerte súbita es controlar la diabetes, la hipertensión arterial, realizar actividad física, visitar al médico previo a la práctica de deportes, entre otras cosas.

Martínez manifestó que los ejercicios que requieren de mucho esfuerzo físico también son un factor de riesgo para sufrir una muerte súbita.

Esta puede ocurrir en pacientes de cualquier edad y afecta más a hombres, aunque actualmente ha habido un crecimiento en este tipo de muertes en las mujeres,  por diferentes causas, ya sea el estilo de vida o por el sedentarismo, que es un precursor para que se desarrollen enfermedades.

Es importante señalar que el tratamiento  que puede disminuir esta muerte repentina en la actualidad es la desfibrilación y debe aplicarse de inmediato. Se calcula que por cada minuto de demora en el tratamiento las posibilidades de que el paciente se recupere se reducen un 10%. En caso de no tener un desfibrilador, es importante iniciar rápidamente la reanimación cardiopulmonar y mantenerla hasta la llegada de las personas que le darán asistencia al paciente.

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here