Recluso ultimado en la Fortaleza Duarte era prestamista

0
118

Bávaro, Punta Cana.- Fausto Francisco Capellán Guillén, quien fuera muerto a tiros el lunes en la madrugada por otro interno, en el penitenciario la Fortaleza Juan Pablo Duarte, ubicada en San Francisco de Macorís, se dedicaba al préstamo de dinero.

Representantes de derechos humanos y familiares de la víctima, cuestionan a las autoridades porque uno de los presos portaba un arma de fuego dentro del precinto carcelario.

Capellán Guillén estaba cumpliendo una condena de 30 años por secuestro y ya había cumplido 19 de los mismos.La hija del difunto Nicole Cepeda, exige que las autoridades expliquen la procedencia de esa arma de fuego y que se determine cómo llegó a la prisión.

Antes de su asesinato, el recluso Capellán Guillén, envió varias notas de voz a sus familiares, donde hacía denuncias sobre otros reclusos que intentaban atracarlo en su celda.

Se filtraron audios a los medios de comunicación y se escucha decir al presunto homicida: “Rompe la puerta que no me voy sin matar a ese…”También se escucha como uno de los victimarios amenazó con quemar a los reclusos, que ocupaban la celda para que abrieran el candado y se escuchan varios disparos.

El imputado por el hecho responde al nombre de Jesús Manuel Doli de la Cruz, y está condenado por homicidio a 20 años de prisión. Luego de haber asesinado a Capellán Guillén, se atrincheró con un grupo, en una celda y tomó varios rehenes para lograr que los liberen.

La hija, Nicole Cepeda, cuestiona porque mataron a su padre pues él le había entregado ya el dinero y las prendas de oro. En su dolor la hija también pone en tela de juicio la seguridad del penal.Informó que le despojaron a su padre de joyas de oro valoradas en RD$ 500mil y RD$ 600 mil en efectivo.Nicole Cepeda manifestó: “Mi papá sólo trabajaba y prestaba sus chelitos ahí dentro”.

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook