Recuperación del turismo

    0
    118

    El gran desafío que tienen las autoridades de Ministerio de Turismo es poder recobrar los niveles que alcanzó la actividad turística en el 2018, afianzando la confianza con la seguridad sanitaria. En el 2018 se registró aumento de 6,2% en el turismo general.

    Es el punto de referencia por haber superado el crecimiento promedio mundial de 6% y nos consolidó como el principal destino del Caribe. El 2019 y lo que va de este año, relativamente significa una desaceleración.

    Pues ése año la tasa de ocupación hotelera fue de un 77 % y un aumento del 0,5 % con respecto al 2017, y de enero a julio hubo una reducción de 65.1% de llegadas de turistas no residentes, esta situación es causada por la pandemia del covid-19, la cual golpeó la economía mundial.

    La forma como se vienen conduciendo los sectores internos vinculados al sector certifica su interés de oxigenarlo. Las decisiones asumidas pretenden alcanzar para el 2021 los resultados del 2018, independientemente de la crisis que nos ocupa y el aumento de la oferta hotelera para el año próximo, son signos institucionales y de voluntad política que generan confianza, la moneda que debe circular en la industria turística.

    Cuando el ministro David Collado fue a España para reunirse con empresarios hoteleros y a Filadelfia para hacerlo con ejecutivos de Apple Leisure Group, por ser éste uno de los principales operadores de turismo, el cual representa el mercado norteamericano que es el de mayor flujo turístico anual al país.

    También le correspondió compartir con algunos actores del sector turístico dominicano, en esos encuentros aseguró su compromiso con el turismo mediante el Plan de Recuperación Responsable del Turismo ante la covid-19, con estas acciones pretende fomentar un clima optimista.

    Esta actitud ante la múltiple crisis que envuelve esta pandemia muestra una nueva forma de manejar las variables que determinan la garantía del sector como lo es un mensaje de interés por su recuperación; por consiguiente, el esfuerzo asumido por el Estado y el sector privado de auspiciar un ambiente de seguridad es una señal esperanzadora. En tanto, los actos del ministro son positivos, como la aplicación de medidas sanitarias establecidas por Salud Pública.

    Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here