Secretos para hacer una croqueta perfecta

0
10

Punta Cana. En realidad, no hay mucha ciencia en hacer una croqueta, dirían algunos, pero, aunque se trate de una receta sencilla hay que usar ciertos trucos para que quede sabrosa.

Se puede hacer de pollo, de queso, jamón, sardinas, tofu, camarones y hasta chocolate.

El verdadero secreto está en cómo se fríe. Se debe hacer uso de una freidora o por lo menos un caldero profundo, que permita sumergir las croquetas en aceite para no tener que voltearla y así no correr el riesgo de desarmarlas.

Otro secreto de las croquetas saladas es la salsa bechamel. Tiene que ser ligera y cremosa, para ello se adhiere más mantequilla a la mezcla y listo.

Así que ya sabes, el Día Internacional de la Croqueta, es la excusa perfecta para preparar tu receta favorita.

Receta de croquetas de pollo de Cocina Dominicana 

Ingredientes 

  • 3 cucharadas mantequilla divididas
  • 1 cebolla roja pequeña picada
  • 1 pollo asado picado y desmenuzado finamente
  • ½ cucharadita pimienta
  • 1 cucharadita cucharadita de perejil finamente picado
  • ⅓ taza harina
  • 1 taza leche
  • 1 cucharadita sal (o al gusto)
  • 2 huevos batidos
  • 2 tazas pan rallado o panko (ver notas)
  • 3 tazas aceite para freír

Cocinar el pollo: Calienta 1 cucharada de mantequilla a fuego medio-bajo.

Cocina la cebolla removiéndola hasta que se vuelva translúcida (2-3 minutos). Incorpora el pollo y revuelve hasta que esté bien caliente.

Sazona con pimienta y perejil. Reserva.

Cocinar la bechamel: Calienta el resto de la mantequilla a fuego medio-bajo hasta que se derrita. Añade la harina de una vez y batir enérgicamente hasta que se combine con la mantequilla. Cocina removiendo durante dos minutos.

Añade la leche poco a poco sin dejar de batir. Una vez que se haya añadido toda la leche, sigue removiendo hasta que la salsa empiece a espesar. Sazona con sal al gusto.

Cuando espese lo suficiente como para que empiece a levantarse del fondo de la olla, retira del fuego. Incorpora el pollo hasta que se combine con la bechamel. Revuelve hasta que se enfríe un poco.

Formar las croquetas: Hay dos maneras de darles forma: Puedes poner la mezcla en una manga pastelera. Forma lineas en una bandeja engrasada o en una bandeja forrada con un silpat, dales forma de corcho una a una enrollando con las manos.

Cúbrelas con filme plástico y refrigéralas durante al menos 3 horas.

Empanizar: Saca de la nevera. Si has utilizado una manga pastelera, córtalas en croquetas de tamaño similar.

Pasa las croquetas por los huevos y luego cúbrelas con pan rallado. Tapa y congela durante 3 horas, o refrigera toda la noche.

Freír: Calienta el aceite a fuego alto (190 ºC [375 ºF]) en una cacerola pequeña (debe haber suficiente profundidad para cubrir las croquetas).

Saca las croquetas del congelador y fríelas inmediatamente de dos en dos hasta que se doren.

Reposa sobre una toalla de papel para escurrir el exceso de aceite antes de servir.

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here