Tormenta tropical Sam se forma en el Atlántico

0
130

Miami. La tormenta tropical Sam se formó en el Atlántico y se espera se convierta en un huracán poderoso.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos informó que los vientos máximos sostenidos de la tormenta se acercaban el jueves a 85 kilómetros por hora (50 mph) y que espera que se fortalezcan.

Los meteorólogos pronostican que Sam se convertirá en un huracán para el fin de semana. La tormenta tenía su centro a 2.805 kilómetros (1.745 millas) al este-sureste de las Islas Sotavento y se desplazaba con rumbo oeste a unos 26 km/h (16 mph).

Sam es la 18va tormenta con nombre en esta temporada de huracanes, que ha sido activa.

Hacia el fin de semana, mientras se ubique en el centro de la cuenca atlántica, podría ser un huracán mayor, es decir de categoría 3,4 o 5 en la escala Saffir Simpson, según las proyecciones del centro meteorológico, con sede en Miami (Florida).

Ubicado a unas 1.745 millas (2.805 km.) al este-sureste de las Islas de Sotavento (Caribe), Sam no supone por el momento una amenaza para zonas costeras ni se han emitido alertas o advertencias a causa de este ciclón.

Por su parte, la que fue la tormenta tropical Rose, que se fue debilitando en las últimas 24 horas, se convirtió este jueves en un remanente de baja presión en medio del Atlántico, a unas 1.300 millas (2095 km) al oeste-noroeste de las islas de Cabo Verde.

En lo que va de este año se han formado seis huracanes en la cuenca atlántica, Elsa, Grace, Henri, Ida, Larry y Nicholas, de los cuales Grace, Ida y Larry alcanzaron la categoría mayor (3 o más en la escala Saffir-Simpson, que mide la fuerza de los vientos).

El último de ellos, Nicholas, tocó tierra en el este de la península de Matagorda, en Texas (EE.UU.), pero rápidamente se debilitó a tormenta tropical no sin descargar antes fuertes lluvias en ese estado, Luisiana y otras partes del sur de EE.UU

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here