29.9 C
Punta Cana
jueves, septiembre 16, 2021

VER TRANSMISIÓN EN VIVO

Trastornos de la personalidad: la parte oscura de la mente

Bávaro, Punta Cana.- «Cada cabeza es un mundo». Este coloquial refrán esconde un cúmulo de sabiduría, tras develar la complejidad del universo tan profundo que resguarda la mente humana.
Tener un trastorno mental o de la personalidad, es en similitud entrar en un mundo paralelo sin previo conocimiento, en el que dos realidades abundan nuestra psiquis. En parte, el que la padece, logra de forma inconsciente que la mente distorsione la realidad y adopte una postura falsa como verídica. El peligro suele ocurrir cuando la oscura telaraña entre ficción y realidad no logra distinguirse.

Obra «El Grito» de Edvard Munch

Y es que nuestra «alma humana», significado de psique en griego, es según esta cosmovisión antigua, la fuerza del individuo, el soplo y el respiro que nos acompaña en vida y muerte. El término se mantiene en varias escuelas de psicología, perdiendo en general su valor metafísico: se convierte así en la designación de todos los procesos y fenómenos que hacen la mente humana como una unidad.

La psiquis no es un trinomio entre conciencia, subconsciencia o inconsciencia, es en definitiva partes de un todo. Es exactamente igual de complejo como este concepto, es decir, no podemos desfragmentarla, porque ésta es parte de un todo.

Ahora bien, ahondando en aguas profundas y turbias, aparecen dentro de este inmenso universo, los trastornos mentales o trastornos de la personalidad.
Los trastornos mentales o de la personalidad son afecciones que, sin lugar a dudas, impactan, los sentimientos, pensamientos, emociones, estados de ánimo y comportamiento. Su duración y causas son desconocidas. Lo cierto es que éstos pueden afectar severamente las relaciones personales y al individuo en sí mismo.

Los trastornos de la personalidad existen, y son más comunes de lo que cualquiera puede pensar. De hecho, 1 de cada 4 personas padece alguno. Esta cifra equivale a que un 25% de la población padece algún tipo de trastorno o afección mental. Un número significativo y digno de indagar. En esta edición te contaremos un poco acerca de los más comunes, pero ten cuidado, no vayas a perder la cabeza…

Iniciamos con el “Trastorno Límite de la Personalidad”. Se caracteriza por presentar emociones turbulentas y desenfrenadas. Sin tener un mínimo de noción del peligro.
Los principales síntomas son: enojo intenso, impulsividad desmedida, amenazas y conductas suicidas.  En ellos los momentos de calma pueden convertirse en ira, desesperación o ansiedad. Los síntomas característicos incluyen ira incapaz de ser controlada, esfuerzos por evitar el abandono (real o imaginario), alternancia entre extremos de idealización y devaluación en relaciones interpersonales, auto-imagen inestable y sentimientos de vacío.

Jack Nicholson. Film El Resplandor

Por si no tenías el conocimiento, varios famosos y personajes históricos, padecen o han sufrido de algún trastorno. Por ejemplo, el excéntrico y egocentrista pintor, Salvador Dalí, padecía de “Trastorno Narcisista”.
Este trastorno se caracteriza por tener un sentido desmesurado, una necesidad de atención excesiva y un fuerte culto a su personalidad.
El narcisista es carente de empatía. Tienen un fuerte sentido de superioridad y prepotencia.
Según el portal web del Manual MSD, «Versión para Profesionales», indica que: «El trastorno de personalidad narcisista se caracteriza por un patrón general de grandiosidad (grandeza), necesidad de adulación y falta de empatía. El diagnóstico se realiza por criterios clínicos. El tratamiento es con psicoterapia psicodinámica… Los pacientes con trastorno de personalidad narcisista sobreestiman sus capacidades y exageran sus logros. Ellos piensan que son superiores, únicos o especiales. La sobreestimación de su propio valor y logros a menudo implica una subestimación del valor y los logros de los demás.
Estos pacientes se preocupan por fantasías de grandes logros de ser admirados por su inteligencia o su belleza abrumadora, de tener prestigio e influencia, o de experimentar un gran amor. Ellos sienten que deben asociarse únicamente con otros tan especiales y talentosos como ellos, no con gente común. Esta asociación con personas extraordinarias se utiliza para apoyar y mejorar su autoestima».
Personajes de ficción como Cruela de Vil o el Sr. Burns encajan en este perfil, y es que en el cine y en la ficción, parte de los villanos, presentan grandes rasgos de trastornos mentales, siendo este último el predilecto.

Seguramente has oído hablar del “Trastorno Bipolar de la Personalidad”. Es una enfermedad mental que se caracteriza por cambios extremos de ánimo. Pueden pasar de maníacos a depresivos en cuestiones de segundos. Algunas personalidades famosas con este padecimiento son: Demi Lovato, Kurt Cobain, Marilyn Monroe y Van Gogh.
El trastorno bipolar comienza con una fase aguda de síntomas que es seguida por un curso de recidivas y remisiones. Las remisiones suelen ser completas, pero muchos pacientes tienen síntomas residuales, y para algunos, su capacidad laboral queda gravemente deteriorada. Las recidivas son episodios marcados por síntomas más intensos que son maníacos, depresivos, hipomaníacos o una mezcla de características depresivas y maníacas.

¿Alguna vez has escuchado el término “TOC”? Esto se refiere al “Trastorno Obsesivo Compulsivo”. Estas personas tienen una fijación por el orden y el control. Se caracterizan por tener actitudes repetitivas, obsesiones y reacciones impulsivas.
¿Conoces la película “Mejor Imposible” de Jack Nicholson?, pues éste es el retrato de un TOC.

Dr Jekyll y Mr Hyde

Dr Jekyll y Mr Hyde
La novela del escritor británico Robert Luis Stevenson publicada en el año 1886, es un libro de terror e intriga en el que se pone de manifiesto un debate entre el bien y el mal, así como la dualidad del ser humano. Pero más allá de un debate ético, el trasfondo psicológico, es ciertamente la patología de este personaje, ya que éste llena por completo el perfil de nuestra próxima definición: “Trastorno de Identidad Disociativo”. Esto se refiere a personas con múltiples personalidades. Estas personas viven dos o más identidades. Coloquialmente conocemos a este padecimiento como un trastorno de doble o múltiples personalidades. El paciente cruza la línea de lo real a lo irreal y no posee consciencia para entender que ha adoptado personajes diferentes.

Por último, hemos reservado el plato fuerte para el final, Esquizofrenia.
Según el portal web del National Institute of Mental Health, «La esquizofrenia es una enfermedad mental grave que afecta la forma en que una persona piensa, siente y se comporta. Las personas con esquizofrenia pueden parecer como si hubieran perdido el contacto con la realidad, lo que puede ser angustioso para ellas, sus familiares y amigos. Los síntomas de la esquizofrenia pueden dificultar la participación en las actividades cotidianas o habituales, pero existen tratamientos eficaces. Muchas personas que reciben tratamiento pueden participar en la escuela o el trabajo, lograr su independencia y disfrutar de las relaciones personales».

Esta es una enfermedad mental en la que se pierde la noción de la realidad. A esto llamamos “psicosis”. Los síntomas son; alucinaciones, escuchar voces, delirios y distorsión del pensamiento. Varios genios de la historia han padecido de esta enfermedad, lo cual nos hace pensar si esto será el toque de su genialidad.

Reiteramos, la mente humana es un universo sin fin, y su lado oscuro posee tantas afecciones que resultan ser incontables. La buena noticias es que la medicina ha evolucionado a pasos agigantados y si bien estos padecimientos no tienen cura, poseen tratamientos y mejorías.
Pero recuerda que no todo es malo, ya que como dice el verso; «de poetas y locos, todos tenemos un poco».

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook
Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook