Una buena taza de té

0
97

Bávaro Punta Cana.- No hay que ser chino o británico, para ser un fanático de este delicioso elixir. Ni tampoco complicarse la vida, leyendo el tratado de George Orwell, sobre: «Una buena taza de té». Pero para los amantes del té, la hora especial del deguste de esta sabrosa bebida, es casi un rito.

El té, es una bebida milenaria que ofrece propiedades beneficiosas para el organismo, según su método de procesamiento. El té es el resultado de procesar las hojas de una planta llamada Camelia sinensis.

Su origen se remonta hace 5.000 años en China. Según cuenta la leyenda china, el té surgió de la mano del emperador Shen Nung.

Un día el emperador se sentó bajo la sombra de un árbol para descansar y hervir agua, como era su costumbre, cuando unas hojas de ese árbol cayeron de manera accidental en el agua. El emperador probó el fortuito té y se sintió reconfortado. Así que mando enseguida plantar semillas de ese árbol Silvestre. Así nació el té en el año 2.737 A.C., según la leyenda China.

Existen tres variedades básicas de té: el chino, el hindú y el híbrido, que es una combinación entre ambos.Los té de hierbas realmente no son té, sino infusiones.

De acuerdo al método de procesamiento, se presentan diferentes tipos de té. Los principales son: el blanco, verde, rojo y negro.

Diferentes tipos de té y sus propiedades:

Té blanco: Las propiedades del té blanco son extensas. Ayuda a la digestión, tiene antioxidantes, regula la presión sanguínea, inhibe la formación de placas en nuestras arterias, previene el infarto y neutraliza los radicales libres que causan el envejecimiento de nuestras células. Recientemente estudios científicos, han demostrado su poder anticancerígeno.

Té verde: Sufre un proceso menor y más natural que el té negro, por lo que conserva mucha más cantidad de antioxidantes. Este té es de mucho valor nutricional, pues tiene una gran capacidad antioxidante. Es útil en los procesos de adelgazamiento, inhibe el crecimiento de las células cancerígenas, disminuye el nivel del colesterol malo, inhibe la formación de coágulos y es un estimulante natural.

Té rojo: El consumo del té rojo ha aumentado, debido a su cualidad de combustión de las grasas superfluas. Evita enfermedades relacionadas con la arterioesclerosis, obesidad, diabetes, infarto, colesterol alto, enfermedades cardiovasculares en general. También tiene propiedades desintoxicantes, que nos ayudan a mantenernos sanos.

Té negro: Este té es el que mayor estímulo nos da, pues un aminoácido presente en esta planta, contribuye a reducir el estrés y nos pone en situación de alerta. Según muchos estudios previene el cáncer de piel.

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook