- Publicidad -
- Publicidad -
InicioSaludEl tabú que aún existe sobre la vulva y...

El tabú que aún existe sobre la vulva y cómo retrasa el diágnóstico de cáncer

Es una de las partes de los genitales femeninos que menos se menciona, pero habituarnos a saber cómo luce normalmente la vulva, cuáles son sus pliegues, colores o irregularidades puede ayudar a detectar antes si hay algún problema.

“Hay un silencio en torno a la vulva en la sociedad. Usamos términos equivocados, incluso. La gente dice vagina cuando quiere decir vulva», le explica a BBC Mundo Sophie Rees, académica de la Universidad de Bristol (Reino Unido) que se ha enfocado en el estudio de este silencio y su incidencia.

«La dificultad es que este tabú conduce a unafalta de conocimiento acerca de lo que puede suceder en la vulva y en su salud”.

Por ejemplo, el tema que nos ocupa: el cáncer de vulva, un tipo de dolencia poco frecuente, que se suele diagnosticar tarde y cuya cirugía entraña complicaciones a futuro.

Diferenciar las partes

Subraya Ress que la falta de conocimiento que la gente en general tiene sobre la vulva implica que no utilizan las palabras adecuadas para describir lo que les pasa y dónde cuando algo no se siente del todo bien.

Entonces, acorde a las definiciones que hacen tanto la Clínica Mayo como el NHS, el servicio de salud de Reino Unido, para que estemos claros:

Vulva: es la parte exterior de los genitales femeninos y comprende los labios mayores, labios menores y la parte externa y visible del clítoris, así como las aberturas de la uretra y la vagina y el perineo, el área de piel y músculo situado entre la vagina y el ano.

Vagina: forma parte del interior de los genitales femeninos y es el canal muscular elástico y hueco que se extiende desde la abertura vaginal hasta el útero.

Al igual que cada persona tiene características faciales distintas, cada vulva es única en forma, tamaño y color.

Pero no solo hay un tema de no saber diferenciar las partes.

También hay vergüenza a hablar sobre ellas.

“Y esto es la primera causa común de que la gente no busque ayuda en primer lugar, la vergüenza. También el no poder describir realmente lo que les está pasando porque están demasiado avergonzadas cuando están en la consulta médica”, le explica Rees a BBC Mundo.

Esto retrasa el diagnóstico del cáncer de vulva.

Qué es el cáncer de vulva

La Clínica Mayo lo define como un tipo de cáncer que afecta a la superficie externa de los genitales femeninos, es decir, la parte de los labios y la zona más visible del clítoris.

Por lo general, el cáncer de vulva se manifiesta como un bulto o llaga en la vulva que, con frecuencia, produce picazón. Aunque puede ocurrir a cualquier edad, se diagnostica con más frecuencia en las mujeres mayores.

Su incidencia es poco frecuente. Por ejemplo, en Reino Unido representa el 1 % de todos los nuevos cánceres en mujeres.

Aunque no está clara la causa exacta del cáncer de vulva, la Clínica Mayo apunta que el riesgo de desarrollar esta afección aumenta por los siguientes factores:

  • Edad avanzada. Aunque se puede tener a cualquier edad, a medida que se cumplen años, aumenta el riesgo. La edad promedio de diagnóstico es de 65 años.
  • Exposición al virus del papiloma humano (VPH). Es una enfermedad de transmisión sexual que aumenta el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, como el de vulva y el cervical.
  • Tabaquismo.
  • Sistema inmunitario debilitado. Aquellas personas que toman medicamentos para inhibir sus sistema inmunitario, como las que se han sometido a un trasplante de órganos. También quienes tiene afecciones que debilitan el sistema inmunitario, como el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).
  • Antecedentes de enfermedades precancerosas de la vulva. En este caso, la Clínica Mayo se refiere a la neoplasia intraepitelial vulvar, una enfermedad precancerosa que aumenta el riesgo de padecer esta cáncer. En este caso, las células de la vulva son anormales.
  • Tener una enfermedad de la piel que afecte la vulva. En este caso en concreto, el liquen escleroso, una enfermedad crónica de la piel que suele causar picor intenso, manchas blancas o cenicientas y alisamiento en la piel de la vulva.
Suscríbete