Bad Bunny enfrenta demanda millonaria de exnovia

0
40

Estados Unidos. Benito Antonio Martínez Ocasio, conocido artísticamente como Bad Bunny, fue demandado por Carliz De la Cruz Hernández, por violación de derechos de imagen, derechos morales de autor, daños y perjuicios, por la utilización de la frase “Bad Bunny Baby”, por la que solicita una indemnización no menor de $30 millones.

En el documento, sometido el 1 de marzo en el Tribunal de Primera Instancia de San Juan, están demandados además Rimas Entertainment, Noah Kamil Assad Byrne, Rimas Classics LLC, entre otras nueve corporaciones.

De La Cruz Hernández, relata que inició una relación sentimental con Martínez Ocasio en 2011, cuando ambos trabajaban en un supermercado en Vega Baja. Detalla que lo ayudaba a “agendar los parties, le daba su opinión sobre las canciones del ‘rundwon’ de sus shows, y además, le realizaba las facturas, así como los contratos”.

La demanda establece, que, en conjunto, determinaron la utilización de la palabra Baby, luego del nombre de Bad Bunny.

“Con la intención de que la frase ‘Bad Bunny Baby fuese más original todavía, ambos tuvieron la idea de que lo mejor es que se grabara con la voz de Carliz, su novia”.

Se detalla que la grabación se realizó mediante ‘voice notes’. “Así fue como nació la creación original de Carliz del ‘Bad Bunny Baby’, de los intros de las canciones de Martínez”.

La frase fue incluida en la canción Pa Ti y en Dos Mil 16, del reciente álbum del intérprete, Un Verano Sin Ti.

“Además de excluir su nombre de las obras artísticas creadas, los demandados utilizaron la voz distinguible de la demandante… sin su consentimiento para canciones, discos, promociones, conciertos en el mundo entero y plataformas sociales y musicales, televisión y radio”, lo que la demandante considera “explotación comercial de su voz, de su identidad sin su consentimiento, en todas las facetas del negocio de la música alrededor del mundo”.

Se precisa en el documento, que la pareja reanudó su relación sentimental en 2017. “Durante ese tiempo, estos nunca hablaron sobre la utilización de la voz de la demandante en la canción Pa Ti”.

Posteriormente, la demandada asegura concluyó la relación para enfocarse en sus estudios en la Escuela de Derecho. Mantuvieron contacto ocasionalmente hasta 2019.

En antesala a la salida de Un Verano Sin Ti en 2022, que incluía la frase en el tema número 15, varios portavoces del artista comenzaron a tratar de llegar a un acuerdo.

De la Cruz asegura que se le envió un “License Agreement’, mediante el cual se pretendía obtener permiso para la utilización de la voz de la demandante de manera retroactiva para la canción Pa Ti y, particularmente, en la nueva canción del álbum Un Verano Sin Ti, titulada Dos Mil 16”.

El acuerdo nunca se concretó y en los intercambios de correos electrónicos y de llamadas con varias personas en representación del artista, De la Cruz dijo sentirse “intimidada”.

El tema Dos Mil 16 posee más de 60 millones de reproducciones en YouTube y 280 millones en Spotify.

De La Cruz solicita una suma no menor de $5 milllones “por cada una de las violaciones al derecho de atribución predispuesto en la Ley de Derechos Morales de Autor de Puerto Rico.

Otros $5 millones por “los daños y perjuicios causados por los demandados o sus empleados o sus representantes”. “Por la doctrina de enriquecimiento injusto” no menos de $5 millones adicionales, así como otros $5 millones por “daños sufridos por esta por la doctrina de actos propios”.

Por daños a la “violación al derecho de intimidad e imagen no comercial y a la dignidad”, no menos de $5 millones, así como otros $5 millones por daños “a la violación al derecho de imagen protegido por la Ley del Derecho sobre la Propia Imagen”.

Comenta las publicaciones con tu cuenta de Facebook