- Publicidad -
- Publicidad -
InicioOpiniónPLUMA DEL ESTE

PLUMA DEL ESTE

Voto femenino

En los pasados torneos electorales, un total de 8 millones 145 mil 548 ciudadanos y ciudadanas debían acudir a las urnas con la finalidad de elegir a las autoridades que han de enrumbar los destinos de la nación durante los próximos cuatro años.

En la República Dominicana, la ley electoral, al abordar el tema de la cuota de género establece que esta no debe ser menos del 40% ni más del 60% de los candidatos de un mismo sexo en las candidaturas a puestos electivos.

Casi a regañadientes, los diferentes partidos políticos, en su gran mayoría han intentado obviar ese acápite de la ley o cuando cumplen con la cuota femenina, ellos mismos le cierran el paso a las candidatas de sus organizaciones, dejándolas en un segundo plano.

Desde el logro de esta conquista, las mujeres dentro de los partidos políticos se han quejado de que les han puesto en los últimos lugares en la lista de posiciones no ganables a los fines de garantizar que quienes puedan pasar en unas elecciones, sean sus compañeros hombres.

De igual manera, cuando se cuestiona a algunos dirigentes en torno al por qué de este proceder de los partidos, estas son los comentarios que esgrimen:

  • Es que la mujer debe pelear por su puesto dentro de los partidos
  • Es que la mujer no quiere
  • Es que la mujer no se enfrenta

Otros van más lejos y hasta consideran que se debe eliminar la cuota femenina de la ley para que la mujer compita de tú a tú con sus compañeros hombres, expertos por experiencia, en las batallas de arrebatar el poder, de la forma que sea.

Lograr hacer visible la participación de la mujer dentro de los partidos ha sido una lucha titánica de muchos años y especialmente obligar a los partidos a poner nombres femeninos entre sus candidatos, igualmente, es una batalla permanente.

Sin embargo, creo que en medio de todo esto, la batalla más fuerte es hacer que la mujer, primero se eduque para ir comprendiendo los cambios que va dando el sistema, sistema en el cual ella es parte importante pero no es importantizada.

Igualmente, corresponde al Estado dominicano fomentar el desarrollo de este sector de la población, enfrentando las causas que dejan como consecuencia a mujeres pobres con una carga familiar, antes de que esta pueda llegar a la adultez y antes de que pueda entender el significado de ser ciudadana. Esto limita su desarrollo pues es causa de abandono de la escuela y mientras perpetúa su ciclo de pobreza.

La no comprensión de su rol como ente de desarrollo en una sociedad, convierte a la mujer en víctima de uso como objeto sexual, comercial, económico y político, por parte de quienes están en posición de dominación. 

Seguir impulsando de manera seria, la preparación de la mujer a través de la educación y fomentando en ella una consciencia crítica de su importante rol social, ha de ser el más importante paso para que las mujeres posicionen propuestas y candidaturas en lo político.

Elisa Mercedes
Elisa Mercedes
Licenciada en Comunicación Social, mención periodismo. Es también locutora con más de 40 años en el ejercicio profesional. Nació en la provincia de El Seibo y ha ejercido como profesional de la Comunicación en diferentes puntos del país e internacionalmente sirviendo de corresponsal para cadenas de emisoras de comunicación popular de gran incidencia en América Latina. Sus conocimientos también han estado al servicio de iniciativas y proyectos que impulsan el desarrollo social, a través de destacadas instituciones dedicadas a la promoción de los derechos de los sectores más vulnerables de la sociedad como son los niños y adolescentes, jóvenes y ancianos, con énfasis especial en los derechos de las mujeres y de las personas con discapacidad.
Suscríbete
[newsletter_form]