- Publicidad -
- Publicidad -
InicioActualidadAlcalde de Higüey dice vocales de Verón no tienen competencia...

Alcalde de Higüey dice vocales de Verón no tienen competencia para aprobar Oficina Planeamiento Urbano

Higüey. El alcalde de Higüey, Rafael Barón Duluc (Cholitín), reaccionó a la aprobación de la Junta de Vocales de Verón-Punta Cana de crear la Oficina de Planeamiento Urbano, con plena autonomía del ayuntamiento del municipio cabecera, expresando que los concejales locales no tienen competencia para tomar dicha decisión.

«La desesperación no es la mejor consejera para el que ejerce una función pública. Esta ley establece plazos de entrada en vigencia y requisitos como el de la aprobación de un reglamente de aplicación, a eso le sumamos la falta de competencia de los vocales para esto. Paciencia», destacó Barón Duluc en su cuenta en la red social Twitter.

La ley a la que se refiere el alcalde de Higüey es la 368-22 de Ordenamiento Territorial, Uso de Suelo y Asentamientos Humanos, cuyo texto jurídico, en su artículo 24, fue el que sirvió de base para que los vocales de Verón-Punta Cana aprobaran la creación de una Oficina de Planeamiento Urbano, otorgándole a la Junta Municipal las competencias para el cobro del 100% de los arbitrios por uso de suelo, así como la aprobación de los permisos de construcción de obras.

Ese artículo establece que «el planeamiento urbano y el ordenamiento territorial son instrumentos del Gobierno para el desarrollo de la ciudad, uso de suelo y el asentamiento humano».

Además, en su parágrafo I dice que «los gobiernos locales que cuenten con la capacidad productiva económica y de recaudación en su demarcación con una población mayor a quince mil habitantes, conforme al censo nacional de población y vivienda, realizado en el ano 2010, gestionan y autorizan el uso de suelo. a través de la Oficina de Planeamiento Urbano creada para tales fines y en coordinación con el MEPyD para el ordenamiento territorial».

La Alcaldía de Higüey y la Junta Municipal Verón-Punta Cana firmaron un acuerdo de Mancomunidad en el año 2013, en el que decidieron distribuir en 50/50 los ingresos por cobro de arbitrios y entre ambos aprobar los permisos para construcciones en la zona turística.

Suscríbete
[newsletter_form]